Marta Francés, plata en el Mundial de Pontevedra

La Tribuna
-

La deportista de Puertollano se ha proclamado subcampeona del mundo de paratriatlón, mejorando el bronce obtenido en Londres 2022

Marta Francés, entrando en meta. - Foto: Comité Paralímpico Español

El Campeonato del Mundo de Triatlón Paralímpico disputado en Pontevedra ha deparado una valiosa medalla de plata para la deportista de Puertollano Marta Francés, que se sumaba a las otras dos logradas por el equipo español, la medalla de oro de Dani Molina y otra de plata para Susana Rodríguez.  

Marta Francés (PTS4) consiguió la medalla de plata con un tiempo de 01.14'00", mejorando el bronce conseguido en Londres en 2022. En esta misma categoría, la octava posición fue para Carmen González parando el crono en 01.25'59". Rozando las medallas estuvieron Eva Moral PTWC (atletas que corren en silla de ruedas y hanbike) que quedó en cuarta posición con un tiempo de 01.14'43" y Lionel Morales PTS2 con un tiempo de 01.07'41" a menos de un minuto del tercer puesto.    

Por su parte, Daniel Molina (PTS3) se proclamó campeón del mundo tras realizar el recorrido en un tiempo 01.06'53" aventajando en 45 segundos al segundo clasificado, el alemán Max Gelhaar y revalidando el título conseguido el año pasado en Abu Dabi. En la misma categoría compitió Kin Carrasco, que consiguió la octava posición con un tiempo de 01.20'22".   

En la categoría PTVI (atletas con discapacidad visual), Susana Rodríguez-Sara Löehr consiguieron la segunda posición con un tiempo de 01.07'51" a 32 segundo de la italiana Francesca Tarantello que quedó en primera posición. En dicha categoría, Héctor Catalá-Carlos Oliver fueron quintos con un tiempo de 59'25" y la novena posición fue para Jota García y su guía Diego Mentrida 01.01'34".   

También participaron Andrea Miguélez PTS5 que consiguió la sexta posición, Rakel Mateo PTS2 que quedo octavo lugar, Cristina Miranda PTS5 y José Cristóbal Ramos PTWC fueron novenos, Jairo Ruiz PTS5 fue décimo y Alejandro Sánchez PTS4 quedo en decimoprimera posición.  

Los deportistas paralímpicos realizaron un recorrido de 750 metros a nado por el río Lérez, 20 kilómetros en bicicleta con cuatro vueltas a un circuito poco técnico y con una única subida, y 5 kilómetros de carrera a pie, con tres vueltas a un recorrido llano.