«Fue un placer trabajar con Plácido Domingo en Los Ángeles"

Roberto Mendès
-

Este iluminador ha sido el responsable de poner luz a la última obra de la Compañía Nacional de Teatro Clásico que estrena El gran teatro del mundo de Lluís Homar

«Fue un placer trabajar con Plácido Domingo en Los Ángeles"

Pedro Yagüe es diseñador de iluminación y coordinador técnico del Festival de Almagro. Su trabajo ha formado parte de montajes de teatro, ópera y danza en los más reconocidos escenarios. También es presidente de la Asociación de Iluminadores de escena y profesor de iluminación. Su último trabajo es el diseño de iluminación de El gran teatro del mundo, estrenado por la Compañía Nacional de Teatro Clásico el pasado jueves 4 de julio. Es el primer invitado del ciclo de encuentros con personalidades del mundo teatral organizado por el Ateneo de Almagro en el Parador Nacional de esta ciudad y que forma parte del programa del Festival Internacional de teatro de este año. Ana Zamora, Laila Ripoll y Caros Hipólito serán los otros invitados a estos encuentros que se celebran cada domingo del mes de julio en el Parador Nacional de Almagro.

¿Qué destacarías de tu trabajo en el diseño de iluminación de 'El gran teatro del mundo'?

Ha sido un proceso arduo, intenso y muy satisfactorio. Me lo propuso Lluís Homar, a quien estoy muy agradecido, en este mismo parador hace ahora un año. Desde un principio teníamos claro que tenía que ser un trabajo en equipo. Creo que la iluminación, si no va de la mano de la música, de la escenografía, del vestuario y, lógicamente, de la dirección artística, no tiene sentido. Yo creo que con Lluís Homar hemos hecho un trabajo de mesa muy importante, un trabajo en equipo con Elisa Sanz, con Déborah Macías sobre todo, con Xavier Albertí que hizo la música, con Brenda Escobedo, etcétera.

«Fue un placer trabajar con Plácido Domingo en Los Ángeles«Fue un placer trabajar con Plácido Domingo en Los Ángeles"Este proceso de trabajo ha desembocado en tres partes diferenciadas: una primera escena de presentación y celebración, la segunda parte más recitativa y de exposición de los personajes y la parte final a modo de Eucaristía del auto sacramental. 

Ha estudiado filología ¿Cómo afecta su conocimiento de los textos a su trabajo como iluminador?

Siempre digo que hay una metodología a la hora de hacer un diseño de iluminación y uno de los puntos que yo señalo es el texto de la dramaturgia que es lo que da como resultado las primeras ideas de lo que luego vas a hacer. Yo parto de la lectura del texto, porque no solo se hacen obras de teatro clásicas como El gran teatro del mundo, sino que se hacen dramaturgias sobre novelas, sobre cuentos...etc,. En todas ellas puede haber muchas referencias a la luz. Me refiero a obras como Luces de bohemia, en la que las acotaciones son muy claras y muy referenciales.

Ha trabajado en lugares tan emblemáticos como la ópera de Los Ángeles ¿Qué puede contarnos de esta experiencia?

Ese proyecto lo llevé a cabo previamente con Paco Leal en el teatro de La Zarzuela; era un montaje de El gato montés que dirigió José Carlos Plaza y Paco no pudo ir y fui yo en su lugar. He salido a muchos países con diferentes montajes y a veces piensas que te vas a encontrar algo especial y luego resulta que en tu país, en España, te encuentras sitios que pueden llegar a funcionar incluso mejor que la ópera de Los Ángeles que tiene una sala con una capacidad para tres mil espectadores y lógicamente no enfocamos de la misma forma una iluminación para un espacio pequeño que para uno de estas dimensiones. A nivel personal, fue una experiencia el trabajar con Plácido Domingo que, en ese momento, allí era como un Dios. Había fotos suyas por todos lados, en los ascensores, en los pasillos… pero, bueno, al final se trata de adaptar una obra ya estrenada a un escenario de estas características.

¿Qué cree que le falta al teatro español en 2024: público, financiación, espectadores?

Creo que lo que más nos aporta, en este caso a los iluminadores, es que a la gente que trabaja en esta profesión le guste lo que está haciendo y tenga amor por su trabajo.