Cae un grupo criminal que asaltaba camiones y empresas

EFE
-

Uno de los 'golpes' fue en Alcázar de San Juan, donde lograron acceder mediante un butrón a una nave industrial y robaron productos de perfumería valorados en 300.000 euros

Cae un grupo criminal que asaltaba camiones y empresas

La Guardia Civil, en una operación conjunta con la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra, ha detenido a ocho integrantes de un grupo criminal que presuntamente sustrajeron efectos con un valor total por encima de los 4 millones de euros de empresas y camiones de gran tonelaje en distintos puntos de España.

La autoridad judicial ha decretado prisión provisional para los ocho hombres como supuestos autores de 37 hechos delictivos, entre ellos robo con fuerza, sustracción de vehículo a motor y de placas de matrícula, falsedad documental, delitos contra la salud pública y pertenencia a organización criminal, ha informado la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil.

Las detenciones se llevaron a cabo el pasado 18 de octubre tras nueve entradas y registros, cinco de ellas en la ciudad de Madrid y en la localidad madrileña de Torrejón de Velasco, tres en Barcelona y una en Sevilla.

En los diferentes registros se intervinieron 12.000 euros en efectivo, varios vehículos sustraídos, gran cantidad de perfumes robados, diferentes armas -de fuego, eléctricas y blancas-, dispositivos de geolocalización, un lanzadestellos policial, un chaleco reflectante policial y multitud de instrumentos empleados para llevar a cabo los robos.

También se incautaron abundantes sustancias estupefacientes como cocaína, hachís, marihuana y 8.000 pastillas de cocaína rosa, también conocida como "tusi", motivo por el que a tres de los detenidos se les imputa también un delito contra la salud pública.

La investigación se inició el pasado mes de junio, cuando los agentes tuvieron conocimiento de una serie de robos con fuerza que compartían características similares, pese a estar dispersos por toda la geografía nacional.

El primero de ellos se produjo en la localidad madrileña de Arganda del Rey, donde los presuntos delincuentes sustrajeron bicicletas por valor de 143.000 euros de una empresa.

Tres meses más tarde, en septiembre, en la localidad de Alcázar de San Juan lograron acceder mediante un butrón a una nave industrial y robaron productos de perfumería valorados en 300.000 euros.

Una semana más tarde efectuaron un robo siguiendo el mismo método en una perfumería de Barcelona, de donde sustrajeron fragancias por valor de 350.000 euros.

La investigación concluyó que el grupo criminal tenía un modus operandi muy marcado: buscaba establecimientos o camiones de transporte cargados con productos con un alto valor añadido y con una fácil salida al mercado ilícito como aparatos informáticos, telefonía, ropa, objetos relacionados con el deporte y perfumería.

Una vez seleccionado el objetivo, los detenidos sustraían vehículos -preferentemente furgonetas o coches de gran cilindrada- para llevar a cabo estas acciones, recurriendo en ocasiones al uso de matrículas robadas para evitar ser detectados.

Una vez robada la mercancía la vendían con rapidez a través de una amplia red de compradores