El incendio se encuentra estabilizado en Gran Canaria

Europa Press
-

El realojo de más de 4.000 personas comienza a efectuarse tras conseguir frenar el avance del fuego y asegurar la zona para conseguir que todas las personas puedan regresar a sus hogares y ver como han afectado las llamas a sus propiedades

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha señalado en la noche de hoy que el gran incendio forestal que afecta a Gran Canaria se encuentra "en fase de estabilización", permitiendo su evolución el realojo de unas 4.000 personas de varias localidades de los municipios afectados --según el censo--. 
Para conseguir este progreso en la evolución del incendio continúan trabajando en la extinción del mismo más de 1.000 personas --durante la noche unos 400--, de los que unos 390 pertenecen a la Unidad Militar de Emergencias (UME). Además esta noche estarán operativo los drones para analizar la situación. 
Así hasta el momento el perímetro del gran incendio forestal ha crecido hasta los 112 kilómetros debido a los recovecos y ha quemado unas 10.000 hectáreas, donde se han descargado durante ayer 1,6 millones de litros de agua gracias a los 16 medios aéreos, a los que mañana se incorporarán dos Kamov, para colaborar con los efectivos de tierra. 
Si bien, Torres ha subrayado que el incendio "está en fase de estabilización", lo que aseguró "es una magnífica noticia", para añadir que se ha llegado a este punto gracias al "magnífico" trabajo realizado por todos los efectivos.

 

Se va definiendo "la realidad" del incendio  

Por su parte, el jefe de Emergencias del Cabildo de Gran Canaria, Federico Grillo, ha reconocido en la noche de ayer que se va definiendo "la realidad" del incendio después de la pasada noche, que fue "bastante desfavorable" con viento del norte en la cuenca de Tejeda, que amenazaba meterse en la reserva natural de Inagua, que es un paraje "bastante inaccesible, muy abrupto", por lo que si entra, la superficie que pierde es "bastante alta". 
Sin embargo, se pudo neutralizar esta "situación grave" con los medios que se mandaron hacia la zona, logrando que no entrara en Inagua, por lo que "todo vuelve a la calma", afirmando que se bajó un "poco el nivel de tensión" en el estado general del incendio con esto resuelto. 
De este modo, expuso que ahora que se va "definiendo la realidad del incendio", lo que hay es que trabajar el perímetro que actualmente se tiene, si bien admitió que una "gran parte" de este perímetro tiene zonas "inaccesibles" porque son partes rocosas como, dijo, "va a ocurrir en Tamadaba donde la idea es que termine de quemar el pinar". 
En este sentido, apuntó que en el día de ayer se revisó Tamadaba, comprobando que si bien hay zonas afectadas por el "fuego de alta intensidad", también hay otras que han ardido en superficie, "respetando bastante el arbolado". Agregó que en la visita que realizaron anoche pudieron ver conejos rondando, así como señales de madera y plástico que no se han quemado. 
De este modo, en el parque natural de Tamadaba afirmó que en cuanto al nivel de gravedad que se esperaba "es bastante menor, es una muy buena noticia", para agregar que esto "no quiere decir que no haya daños y que siga siendo un desastre, pero no es un desastre con un fuego de alta intensidad que es lo que se suponía". 
Aún así, admitió que el operativo está en alerta porque "todavía la situación no ha pasado", ya que en el norte, en el flanco derecho --de Valleseco al valle de Agaete--, hubo bastante reinicios durante la noche a pesar de que la temperatura bajó y la humedad subió, pero el estado del combustible "es de extrema sequedad". 
De todas formas, el incendio ahora "está dentro de nuestra capacidad y vamos sobrados", por lo que consideró que los reinicios "no deben ser ningún problema" y en uno, dos días no se tendrían que producir. Sin embargo, Grillo afirmó que el frente norte "va a condicionar mucho" en lo que se refiere a los realojos porque hay que tener en cuenta las rutas de salidas si se reavivan los incendios. 
Por ello, defendió que hay que ser "exquisito en esto" porque la "inmensa mayoría de muertes en incendios por civiles suele ser en evacuaciones", de ahí que deben revisarlo bien 
En cuanto a la zona sur, apuntó que se ha estado trabajando en Tejeda con muchos frentes que le han llegado, por lo que se quiere garantizar la entrada de los vecinos, que "no haya que entrar y volver a salir porque no da sentido" al trabajo. De todos modos, expuso que se está "mejor" que ayer, cuando la situación era "bastante preocupante".

 

Unas 4.000 personas vuelven a sus casas 

En cuanto a los realojos, Torres expuso que según los censos son unas 4.000 las personas que han podido volver a sus casas, después de los vecinos de que los barrios afectados de San Mateo volvieran a sus viviendas, así como los de Tasarte y Tasartico, en el sur de la isla. 
Asimismo, se procedió ayer al realojo de Valleseco, en concreto, los pertenecientes a las localidades de Madre el agua, Cuevecilla, La Caldereta, Altos de Lanzarote, el Prado y el casco urbano de Valleseco; mientras que de Moya han podido regresar a sus casas los vecinos de Agua de Fontanales, casco de Fontanales y Hoya del Caladero, y en Agaete regresaron los vecinos de Piletas, Troya y el Valle. 
De todos modos, expuso que hay otros lugares que si bien están "fuera de peligro", el problema se encuentra "en los accesos", cuestión que valorarán hoy. Por ello, Torres pidió paciencia a quienes aún están desalojados, al tiempo que ha asegurado que en estos días y noches de "angustia", "no" ha percibido que ningún alcalde fuera a contracorriente.

 

Se avanza "progresivamente" 

Por su parte, la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha asegurado tras sobrevolar la isla en la zona que se está quemando, que se ha quedado "sobrecogida de los efectos del fuego", para agregar que se "está avanzando progresivamente" en la estabilización del incendio. 
Robles ha subrayado, además, que en este tipo de situaciones "no vale el partidismo", para mostrar posteriormente la "solidaridad con todos los ciudadanos de la isla que se han visto afectados en el incendio", a los que afirmó el Gobierno se siente "muy próximo". 
La titular de Defensa quiso también resaltar la "absoluta implicación" de las Fuerzas Armadas, para añadir que "siempre" estarán presente cuando se les necesite, si bien espera que "pronto" se pueda "pasar página".