El sector educativo ve "inviable" la propuesta del Gobierno

A. Criado
-

El sector educativo ve "inviable" la propuesta del Gobierno de regresar a los centros con aulas a la mitad del aforo

El sector educativo ve "inviable" la propuesta del Gobierno - Foto: Tomás Fernández de Moya

El director del Centro de Coordinación de Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, apoyó este martes la propuesta de una vuelta al colegio con aulas a la mitad del aforo y recomendó que los niños estén vigilados tanto en clase como en el recreo, para que mantengan la distancia social y no se produzcan nuevos brotes de contagio de coronavirus COVID-19. Sin embargo, el sector educativo considera esta declaración de intenciones «inviable» y pide a las administraciones nacional y regional que se sienten a negociar la hoja de ruta a seguir para la vuelta al colegio el próximo curso. En declaraciones a La Tribuna, el presidente del Sector Educación de CSIF en Castilla-La Mancha, José Antonio Ranz, afirma que estas medidas «no son viables ni acertadas», ya que si se desdoblan las clases, «sería necesario el doble de trabajadores de la enseñanza y de espacios». Añade que incluso con 15 alumnos por clase sería muy complicado cumplir con las recomendaciones sanitarias, «especialmente en algunos centros escolares de la región que son muy antiguos y tienen aulas muy pequeñas». Insiste en que es una propuesta «no reflexionada» y que además se ha tomado sin contar con los sindicatos. En este sentido, Ranz insta a las administraciones a «sentarse y planificar el curso 2020-2021 y establecer todas las medidas necesarias para la vuelta a las aulas de una forma razonable, teniendo en cuenta que en septiembre será complicado que exista ya una vacuna contra el coronavirus». Por su parte, Julián Sánchez Mora, director del colegio Salesiano Hermano Gárate y presidente provincial de Escuelas Católicas, considera que cualquier ley o norma que se adopte «nacerá muerta, si no parte de un pacto educativo». Añade, además, que publicar una orden es fácil, pero «luego se necesitan medios». Sánchez Mora, que critica que el Gobierno no haya contado con Escuelas Católicas «para nada», coincide con el representante del sindicato CSIF en que «será muy difícil garantizar que se puedan cumplir las normas  sanitarias establecidas en las actualidad», con el consiguiente riesgo para alumnos y docentes. En este punto, el director del colegio ciudadrealeño lamenta  que a los profesores se les considere como «cuidadores». Toñi Portillo, secretaria de la Asociación de Padres y Madres (AMPA) de Ciudad Real, asegura que «todo está en el aire y puede cambiar de un día a otro, porque no sabemos cómo va a evolucionar la pandemia». Subraya, no obstante, que si la propuesta del Gobierno sale adelante, «las familias tendremos que adaptarnos». «Tienen que tomar decisiones y lo hacen con la mejor intención, para dar seguridad a los profesores y los niños, no para perjudicar a nadie», sentencia.