La Junta pide «tranquilidad» y recuerda que el proyecto de Quantum «no está aprobado»

Ana Pobes
-

El director general de Industria, Energía y Minería lamenta que se esté alarmando a la sociedad con ciertas informaciones y subraya que la iniciativa «está aún en fase de estudio»

Torre de Juan Abad. - Foto: Rueda Villaverde.

El director general de Industria, Energía y Minería de Castilla-La Mancha, José Luis Cabezas, llamó ayer a la «tranquilidad» a los vecinos de las localidades afectadas por los proyectos mineros de extracción de monacita, denominados de tierras raras, que principalmente afecta a las localidades de Torre de Juan Abad y Torrenueva. En declaraciones a La Tribuna, Cabezas pidió que «nadie se alarme» ante un proyecto minero que «aún se encuentra en fase de estudio y que todavía no se le ha concedido ningún permiso», ya que «el informe medio ambiental está a la espera de recibir o no el visto favorable».   
Considera que las últimas informaciones publicadas «están alarmando indebidamente a la sociedad» y recuerda que se trata de un proyecto más de minería que existe en Castilla-La Mancha, donde «en la actualidad hay más de 300 proyectos mineros funcionando», por lo que aseguró que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dará la viabilidad a la iniciativa «siempre y cuando cumpla con la legalidad y los requisitos exigidos», pues «la tramitación es   idéntica a los demás proyectos».
Aunque calificó de «aparentemente insignificantes» los posibles problemas de radioactividad, aseguró que el Ejecutivo autonómico «estará pendiente de los trámites con el máximo rigor». Para ello, dijo, se tendrá en cuenta los análisis del Consejo de Seguridad Nuclear y la opinión y la decisión de administraciones competentes como la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), ya que «si no hay agua, no se les dará», por lo que el tema de los recursos hídricos «tampoco tiene que asustar a nadie», subrayó el director general de Industria, Energía y Minería al igual, dijo, que tampoco tiene que alarmar el tema de la contaminación, ya que «en eso están también trabajando los expertos». Así, si existe una «oposición rotunda por parte de la ciudadanía y hay problemas medioambientales, el proyecto no seguirá adelante, pero si se trata de un proyecto que deja riqueza en la zona y no experimenta ningún problema, se apoyará».
Por todo ello, pidió a la ciudadanía que presente sus alegaciones con el fin de «dar la máxima transparencia» y «enriquecer aún más» esta iniciativa que en la actualidad se encuentra en fase de estudio y de alegaciones en la Consejería de Medio Ambiente para después remitirse a Industria, área por la que tendrá que pasar otra serie de trámites y exposiciones públicas, por lo que el visto bueno puede demorarse aproximadamente a un año.
Los alcaldes los municipios de Torrenueva y Torre de Juan Abad, León Fernández y José Luis  Rivas, respectivamente, pidieron   también «calma» y recordaron que el proyecto que pretende llevar a cabo la empresa Quantum en la provincia «se encuentra en consultas previas y no tiene aprobado la concesión de explotación». En este sentido, aseguraron que «no llevarán a cabo un proyecto perjudicial para el municipio», ya que apuestan porque «haya actividad en la zona y un desarrollo sostenible cumpliendo los requisitos medioambientales y sanitarios», comenta Rivas, alcalde de Torre de Juan Abad, quien confía en que de cumplirse los aspectos medioambientales y sanitarios «se lleve adelante».
En relación al comunicado que remitió ayer la Plataforma 'Sí a la tierra viva' en el que se informaba que el Ayuntamiento de Torre de Juan Abad había iniciado los trámites para la apertura de un expediente por infracción a las distintas empresas que realizaron el proyecto de investigación en el término municipal al no contar con las licencias urbanísticas oportunas y receptivas, Rivas lo niega al asegurar que «de momento no se ha comunicado nada», pues  recordó que «la empresa ha reconocido que ha llevado a cabo algunas catas en el término sin pedir licencia al entender que eso no es perceptivo de tener autorización municipal», por lo que el Consistorio ha pedido información «sobre cómo, dónde y qué se ha hecho», pues «una vez que se nos dé la información se estudiará si conlleva o no una sanción».   
Por su parte, el alcalde de Manzanares, otro de los términos municipales a los que afecta la iniciativa, declaró que «no cuenta con una posición política definida», por lo  que «seguramente se tome una decisión en el pleno de febrero». Mientras Valdepeñas ya anunció su alcalde que el Ayuntamiento se personará en los expedientes del proyecto con un pliego de alegaciones, ya que a su juicio «los informes preceptivos no garantizan que no se vaya a generar un daño colateral medioambiental, al ecosistema y a la salud».
Los municipios afectados directamente son Navas de Estena, Valdepeñas, Moral, Alhambra, San Carlos del Valle, Membrilla, Manzanares, Santa Cruz de Mudela, Torrenueva y Torre de Juan Abad.