Un incómodo invitado llamado abstención

C. de la Cruz-E. Press
-

Los electores que renuncian a ejercer su derecho al voto y los indecisos alcanzan el 32% de cara a unos comicios generales en los que ha descendido un 26% el sufragio por correo

Reparto de papeletas - Foto: Pablo Lorente

La abstención como temor. La repetición de elecciones generales este domingo tan sólo 196 días después de las celebradas el 28 de abril ha abierto la puerta al hartazgo de una parte importante de la población. Así, hasta 810.367 ciudadanos se acogieron a la opción de no recibir propaganda electoral de ningún partido, entre ellas 6.713 de Ciudad Real, y es que los cuartos comicios nacionales desde 2015 han provocado una especie de desafección que ya se hace notar en las urnas con el voto por correo.
El servicio público postal de Correos recibió el pasado jueves 900.188 votos por correspondencia, mientras que para las elecciones del pasado 28 de abril se habían recibido en la víspera del cierre de plazo un total de 1.222.937 votos, es decir, un 26,39% más que ahora.
 El dato definitivo de la campaña de abril se elevó por encima de los 1,33 millones y, en las elecciones de junio de 2016 fue incluso más alto, puesto que la cifra de sufragios por correo llegó a los 1,46 millones.
Las comunidades autónomas donde se han recibido más votos por esta modalidad son Andalucía (128.534 sufragios), Madrid (118.418) Cataluña (73.279) y la Comunidad Valenciana (67.213).
En Castilla-La Mancha  han sido  36.659 ciudadanos de Castilla-La Mancha los que enviaron hasta el jueves su voto por correo, con 9.597 de ellos de Ciudad Real. En el resto de provincias se han consignado 10.822 votos en Toledo;  7.128 en Albacete; 4.656 en Guadalajara y 4.456 en Cuenca.


PORCENTAJES. El aumento de la abstención también se refleja en la macroencuesta electoral elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que alcanza el 12%, además de un 20% de indecisos. 1979 fue el año en el que se cifró una abstención récord (31,96%), un porcentaje que casi se repitió en el año 2.000. La mayor afluencia, por contra, fue en 1982, cuando se firmó una participación del 79,97%
La abstención en abril llegó al 24,25% (30% en 2016, 26,8 en 2015% y 31,06% en 2011). En el caso concreto de Ciudad Real, hace seis meses hubo un 23,7% de abstenciones, con los siguientes resultados en anteriores comicios: 28,4 en 2016; 24,6% en 2015 y 25,24 en 2011.
Los partidos políticos se han enfrentado en campaña por los indecisos y los desencantados. De hecho, en redes sociales aparecían mensajes de ‘10-N. Conmigo no contéis’ y  ‘#yonovoto’ con los rostros de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
El PSOE y Unidas Podemos han acusado abiertamente al PP de estar detrás de esta campaña, aunque la Junta Electoral ha exonerado a la formación de Pablo Casado de estar detrás de esta polémica.
Los expertos señalan que una mayor participación favorece a la izquierda, aunque habrá que esperar a este domingo.