55% de obras del superávit están en proceso administrativo

Hilario L. Muñoz
-

El Ayuntamiento tiene mes y medio para aprobar los proyectos y llevar a licitación las inversiones de cara a gastar los ocho millones que puede dedicar a inversiones

55% de obras del superávit están en proceso administrativo - Foto: Tomás Fernández de Moya

Esta tarde arranca una carrera contrarreloj en el Ayuntamiento de Ciudad Real. El Pleno aprobará, salvo sorpresa, la cuarta tanda de proyectos destinados a obras financieramente sostenibles, con lo que se tendrán ya los 37 proyectos en los que el Consistorio va a invertir los 7,9 millones de euros del superávit del año 2018. Actualmente solo un 45 por ciento, 17 de las 37 inversiones, ya han sido al menos licitadas, el trámite en el que deben encontrarse antes del 31 de diciembre para que el superávit se dedique a obras. De no ser así el dinero deberá destinarse a pagar deuda, como ya ocurriera, por ejemplo, en 2018 con parte de estas inversiones. Además solo dos de las 37 inversiones están ya realizadas o en marcha, el resto existen solo en el papel. «Este año hemos ido más deprisa que el año pasado», indicó el edil de Hacienda, Nicolás Clavero, quien dijo que «debe dar tiempo» a que todos los proyectos entren en licitación, aunque reconoció que hay que ir rápido en «el mes y medio» que queda hasta finalizar el año.
Hay un desarrollo cronológico de estos proyectos, que deben pasar por varias juntas de Gobierno local, una vez cuentan con el dinero necesario y que se autoriza en plenos como el que se celebra esta tarde. Así, todas las inversiones que se están realizando, se han adjudicado o que ya se han ejecutado forman parte de la primera tanda de proyectos y que fue aprobada en el último Pleno de la legislatura pasada, en el mes de abril. En los proyectos adjudicados están las obras del centro polideportivo de Las Casas, la iluminación de las pistas deportivas y la travesía de Las Casas; además en ejecución está el arreglo camino de Valdoro; y como único proyecto ya realizado se encuentra la compra de terrenos de La Atalaya. Esto implica que a punto de iniciarse o como ya realizado se encuentra algo menos de un 20% del presupuesto total, un porcentaje aún menor si se atiende a los proyectos, solo cinco de los 37. 
Mientras, un amplio porcentaje de esos 7,9 millones de euros, casi el 37 por ciento, se encuentra ya en fase de licitación. Esto implica que las obras ya han pasado las dos veces necesarias por Junta de Gobierno local, para aprobarse el proyecto, primero, y luego para acordar los pliegos de cara a su licitación. La segunda fase de la plaza de Cervantes, la mejora de la carretera de Piedrabuena, la adquisición de autobuses, la nueva peatonalización del centro en calle Calatrava y Caballeros, el depósito de vehículos, la obra del Torreón y las obras de redes en calles Bernardo Balbuena, Estación Vía Crucis, Malagón, Reyes, Nuestra Señora de los Ángeles y Camino Viejo de Alarcos se encuentran en este momento.  En este caso todas las obras pertenecen a la primera y segunda tanda, aprobada esta tras las elecciones de mayo. 
Toda esta relación de proyectos son las obras que seguro se realizarán porque han llegado en plazo al punto que marca la normativa. Suponen en total 4,5 millones de euros de inversión, un 57,15 por ciento de todo el gasto, aunque suman solo 17 de los 37 proyectos, el 45%. 
El resto de obras pendientes, se incluyen en esa segunda y tercera tanda, esta aprobada en octubre, y la cuarta, que se aprueba mañana. En este caso hay siete proyectos que están pendientes de los pliegos para iniciarse la licitación y asegurar su desarrollo. Se trata de la mejora de Caminos con cargo al plan de Diputación, la compra de vehículos para la Policía Local y para Protección Civil, la instalación de bolardos móviles, la mejora de la maquinaria en Medio Ambiente la ampliación del punto limpio del Larache y mejoras en la televisión local. Además están con el proyecto aprobado, pero sin redactarse aún los pliegos, han pasado una de las juntas de gobierno, las pavimentaciones de las calles Francia, Virgen de África y Santo Tomás de Villanueva y el itinerario de Cardenal Monescillo. Por último sin nada realizado aún, lo que más prisa deben darse, se encuentran la renovación de bancos, la adecuación del paso bajo el AVE, las pavimentaciones de calle Bañuelos, Rafael Torija y carretera de Puertollano, el saneamiento de Cardenal Monescillo, la adecuación de calle Montesa y el equipamiento audiovisual para el Museo del Quijote.