La afluencia de jóvenes al botellón «baja bastante»

M.Lillo
-

Los servicios de Limpieza constatan un descenso de los residuos que se generan en la zona de Echegaray, una tendencia que se viene registrando en los últimos meses

botellon, botellas, alcohol, gente bebiendo, genericas, jovenes - Foto: PABLO LORENTE

El botellón en la ciudad ya no es lo que era. Al menos así lo asegura el Ejecutivo en funciones del Ayuntamiento de Ciudad Real, que asegura que se ha constatado que este fenómeno «ha bajado bastante». En este sentido se pronunciaron a este diario tanto el edil de Seguridad en funciones, David Serrano, como la concejala de Medio Ambiente y Limpieza, Manuela Nieto, quienes explicaron que hay indicadores que ponen de manifiesto que ahora son menos los jóvenes que realizan botellón en la zona de Echegaray, la única autorizada en la capital para consumir bebidas alcohólicas en la calle.
En concreto, la edil de Limpieza basó esta afirmación «por el poco volumen que hay de residuos en la zona», una cuestión que han constatado los operarios de limpieza y que ha quedado patente también en fotos, dijo la edil. Del mismo modo, Nieto explicó que los baños masculinos que se llevan a la zona de Echegaray los jueves y sábados también han registrado un uso «menor», de manera que el Ayuntamiento concluye que «ha bajado mucho el nivel de ocupación de la zona».
Nieto comentó que el descenso del número de asistentes al botellón se viene percibiendo sobre todo desde «primeros de año», es decir, a apenas unos meses de la aprobación del decreto que regula el botellón al que se refirió su compañero el concejal de Seguridad, quien indicó que medidas como dicho decreto y otras iniciativas que se han adoptado en los últimos cuatro años han hecho que el botellón descienda.
En concreto, el decreto se aprobó a primeros del mes de noviembre y delimita el consumo de alcohol en Echegaray en horario de 11 de la noche a 4 de la mañana los jueves, viernes, sábado, domingos y vísperas de festivos. De este modo, Nieto comentó que el descenso en la asistencia al botellón no se puede vincular con una época determinada del año, ya que no sólo han percibido esta tendencia en los meses fríos, sino también en fines de semana de calor y de fiestas universitarias, apostilló si bien dijo no poder vincular específicamente la aprobación del decreto con el descenso del botellón.
Lo que sí subrayó la edil de Limpieza es que la suciedad que se genera en la zona es menor y que así lo han constatado los operarios, que es la primera tarea que tienen encomendada los viernes por la mañana, dado que el botellón se celebra en una zona de confluencia de colegios, y también lo primero de limpian los fines de semana, debido a las actividades deportivas que se celebran en el polideportivo Juan Carlos I.
Por lo que respecta a la causa del descenso, Nieto comentó que, si bien no podría especificar una causa concreta «la gente quizás va a otro tipo de actividades, ya que hemos implantado el ocio joven alternativo», comentó en relación a la que ha sido una de las apuesta del equipo de Gobierno.
Lo que tiene claro el Ayuntamiento de Ciudad Real es que los jóvenes que no acuden a Echegaray no se han ido a hacer botellón a otras zonas de la capital, ya que tanto Limpieza como Policía Local trabajan de manera coordinada y, por tanto, hubieran detectado los residuos y la incidencia en otro punto de la ciudad, del mismo modo que los vecinos podrían haber comunicado a través de la aplicación informática línea verde cualquier posible cambio de zona.