Pablo Ibarra, en la agenda del Viña Albali

C. de la Cruz
-
Pablo Ibarra presiona a Dani Santos en un partido de esta campaña. - Foto: Aurelio Calatrava (FSV)

El pívot del Antequera reconoce que el Valdepeñas «está bien colocado» dentro de las opciones que tiene para formar parte de un equipo de Primera División el próximo curso

El descenso del UMA Antequera a Segunda División no ha empañado el buen hacer de Pablo Ibarra (21-2-1995, Madrid), pívot que se ha ganado el respeto de compañeros y rivales y que ha llamado la atención de equipos de la máxima categoría, entre ellos el Viña Albali Valdepeñas. 
El jugador reconoce los contactos con la escuadra vinatera, aunque asegura que «todavía hay que esperar, está todo en el aire». Ibarra mantiene que el interés ha llegado desde otros conjuntos de Primera División, pero  en esta pelea por hacerse con sus servicios el Valdepeñas «está bien colocado». 
El pívot comenzó la temporada en las filas del Levante y en enero firmaba con el Antequera en un curso en el que ha concluido con diez goles. En su trayectoria no sólo figuran las internacionalidades con las selecciones nacionales sub 18 y sub 21, sino que además ya disputó dos campañas en Primera con el Osasuna (2014-2016), así como su paso por Las Rozas y dos campañas en el Rivas Futsal (2016-2018), donde coincidió con David Ramos, entrenador del Viña Albali.

 

NANO PODRÍA CONTINUAR.

El futuro de Nano parece ligado al Antequera. El cierre de Puertollano confiesa que «estoy con ellos en negociaciones, me ofrecieron la renovación y estamos hablando de un proyecto ambicioso  en el que se renovaría a gran parte de la plantilla con la intención de jugar el play off». Tras el descenso, el Antequera fija su mirada en el regreso a Primera. El jugador reconoce que hay otros clubes interesados en sus servicios, como el Manzanares, pero «por ahora ninguna oferta reúne las condiciones que buscaba». Sobre Valdepeñas, «me llamaron en diciembre, pero ahora no hay nada».