scorecardresearch

Uno de los acusados admite el robo y secuestro de una joyera

Pilar Muñoz
-

Tras admitir los hechos y pactar siete años de cárcel, declara que planeó el golpe a la tienda de compro oro de Valdepeñas con otro encausado, que lo niega

Uno de los acusados admite el robo y secuestro de una joyera - Foto: Rueda Villaverde

El juicio por el robo y secuestro de una joyera de Valdepeñas ha comenzado este miércoles en la Audiencia Provincial de Ciudad Real con los dos acusados enfrentados, uno de ellos ha admitido los hechos cometidos en agosto del año pasado e incriminado al otro, que ha negado su participación y haber planeado el golpe a una tienda de compro oro la noche antes.

Rachid E. B. está preso por esta causa y tras reconocer los delitos ha aceptado una pena de siete años de cárcel, frente a los 11 que inicialmente pedía el fiscal por un delito de detención ilegal y otro de robo con fuerza. Victoriano C. J. ha mantenido que es inocente y ha rechazado el acuerdo que se le ofrecía al pasar por el reconocimiento expreso de los hechos.

El abogado Miguel López Ruiz, que se ha hecho cargo de su defensa, ha mostrado su sorpresa al término de la primera sesión del juicio porque «se nos han ocultado datos muy relevantes», ha dicho tras asegurar que ha conocido datos que no aparecen en el atestado y que, a su juicio, «vulneran el derecho de la tutela judicial efectiva de su defendido». El letrado ha aludido a la declaración de uno de los dos menores que también participaron presuntamente en los hechos.

Uno de los acusados admite el robo y secuestro de una joyeraUno de los acusados admite el robo y secuestro de una joyera - Foto: Rueda VillaverdeHa afirmado que a lo largo de la instrucción podría haber demostrado que su cliente no es el hombre apodado Vito del que habla el menor y «esta posibilidad se nos ha negado». El letrado ha reiterado que nadie ha identificado a su cliente y que una persona que se enfrenta a once años de prisión «debe tener acceso a todo el expediente». Considera «muy grave» que se olviden datos tan relevantes a una persona que culpan de hechos tan graves, con una pena de cárcel muy alta.

De su lado, el letrado Manuel Castro que defiende a Rachid E. B. ha sostenido que su cliente no miente, que está «muy arrepentido» y, por ello, se ha llegado a un acuerdo de conformidad para que la pena no se disparase. El letrado ha conseguido un acuerdo muy beneficioso, penas mínimas por robo y detención ilegal.

En cuanto a la responsabilidad civil, ha dicho que se ha resarcido. La aseguradora ha abonado la cantidad, que no es la que se estimó en un principio, más de 220.000 euros.

Rachid E.B. ha admitido que es uno de los cuatro jóvenes, dos de ellos menores, que el 3 de agosto de 2020 abordaron a punta de navaja a la dueña de un tienda de compro oro de Valdepeñas cuando se bajaba de su coche. La arrastraron hasta el vehículo de su propiedad, la introdujeron en la parte trasera, entre los menores, y la retuvieron varias horas, atada con bridas y bajo amenaza de muerte. Los acusados, según las pruebas que maneja el fiscal, lograron que les entregara las llave de la tienda y les dijera la clave de la alarma. Una vez dentro, Rachid se hizo con un botín de más de 200.000 euros, aunque la cantidad podría ser menor, según la defensa.  El encausado ha admitido que tras perpetrar el robo huyeron en el coche de la víctima, que dejaron en un camino de Carrión tras instarle a mirar al campo, ya que de lo contrario no volvería a ver a su marido y a su hija. El coche lo abandonaron en Ciudad Real, cerca de la Jefatura de la Policía Local, ha explicado el encausado.

Perla, la joyera retenida, declara esta mañana de jueves en la segunda sesión del juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. Su testimonio es clave.