Un visitante temible

C. de la Cruz
-

El Yugo Socuéllamos no conoce la derrota en Liga lejos del Paquito Giménez, un aval contundente de cara a Mérida

Megías (derecha) disputa un balón dividido en el encuentro de ida ante el Mérida. - Foto: Tomás Fernández de Moya

El empate sin goles con el que viaja el Yugo Socuéllamos al Estadio Romano puede parecer un botín escaso, pero los de Mario Simón apelan a un dato incontestable: no conocen la derrota a domicilio en Liga en la presente temporada, 19 partidos lejos del Paquito Giménez que se han saldado con 12 victorias y 7 empates.
Es más, el Yugo se mide al Mérida como el único equipo de toda la Tercera División, junto al Lealtad del Grupo II, que no ha perdido fuera de su estadio. El balance goleador también muestra la solidez de los ciudadrealeños: 32 goles a favor y 8 en contra. 
Con todo, el resultado de 0-0 el Paquito Giménez deja todo abierto de cara a 90 minutos a cara y cruz donde los de Mario Simón buscan el ascenso a Segunda División B a las primeras de cambio y sin tener que disputar las dos siguientes rondas en caso de caer eliminado. Las dimensiones del Estadio Romano, así como su césped natural, no son una desventaja para los socuellaminos. 
De los siete empates del Yugo a domicilio este curso, seis se producían en los campos de hierba del Toledo, Villarrobledo, La Roda, La Solana, Guadalajara y Manchego, además de otro en el césped artificial de Madridejos. La última derrota en Liga del Socuéllamos fuera se remonta a febrero de 2018 ante el Manchego (2-1). Eso sí, todavía perdura el último partido del play off ante el Unionistas (3-1) que privó al Yugo del ascenso.
Esta buena dinámica sólo se vio truncada en el XXVII Torneo Copa Junta de Comunidades, cuando caía en la vuelta de los cuartos de final ante el Villarrobledo (1-0) en agosto, lo que no le impidió convertirse en campeón de esta competición superando posteriormente a Atlético Ibañés y Villarrubia. El título le daba acceso a la fase nacional de la Copa Real Federación Española de Fútbol, donde vencía a Cartagena B en dieciseisavos y al Talavera en octavos, aunque en El Prado caía por 1-0 y se veía obligado a remontar en el Paquito Giménez (2-0). Ya en cuartos, el Socuéllamos eliminaba a Ceuta en los penaltis tras dos partidos que terminaron sin goles. El Mirandés, que ha concluido la temporada regular en la tercera posición del Grupo III de Segunda B, vencía por 3-0 en Anduva y firmaba un empate en el Paquito Giménez (1-1). Así, las únicas tres derrotas del Yugo a domicilio se producían en la Copa, y además en tres escenarios de césped natural.