La lectura fácil quita barreras del Registro de la Propiedad

L.G.E.
-

¿Qué es el usufructo? ¿Y la servidumbre? ¿Para qué sirve una nota de afección fiscal? El Colegio de Registradores ha editado una guía que explica cómo funciona de manera adaptada para personas con alguna discapacidad cognitiva

La lectura fácil quita barreras del Registro de la Propiedad - Foto: Yolanda Lancha

¿Qué es el usufructo? ¿Y la servidumbre? ¿Para qué sirve una nota de afección fiscal? ¿Qué tres cosas se recogen en una descripción de una finca? Si resolver todas estas dudas cuesta a todos los mortales, o al menos a muchos de los que no estudiaron Derecho, imaginen lo complicado que puede ser entender todo lo relacionado con el Registro de la Propiedad para una persona a la que le pueda costar más la compresión lectora por una discapacidad cognitiva. Para que estos derechos y deberes los puedan conocer todos, el Colegio de Registradores ha sacado una guía de lectura fácil, pensada para personas con discapacidad, pero que encontrarán muy útil la mayor parte de los ciudadanos.
Según explica esa guía el usufructo es el derecho que tiene una persona para usar una propiedad. La servidumbre es un acuerdo entre el dueño de una finca y otra persona para el uso de una propiedad, aunque hay servidumbres voluntarias y otras mandadas por un juez o por la ley. Una nota de afección fiscal sirve para asegurar que un impuesto se ha pagado correctamente y en la descripción de una finca hay que recoger tres cosas: el tamaño,el lugar donde está y cuáles son las fincas que están a su lado.
Hoy se ha presentado esa guía en Castilla-La Mancha, que ya se puede descargar en la web del Colegio de Registradores de España (apartado de descargas) y también la guía de publicidad registral en braille. El decano de Registradores, Alfredo Delgado, explicó que la han imprimido también para que estén en los mostradores. «El lenguaje no puede ser una barrera», expuso, «esta guía le va a permitir entender lo que tiene inscrito, si tiene algún gravamen o no, le va a permitir tener un conocimiento que antes no tenía».
Para elaborar esta guía se ha contado con el trabajo de Plena Inclusión Cantabria. Desde Plena Inclusión Castilla-La Mancha, Daniel Collado explicó que se hizo la adaptación «y se ha validado por las mismas personas con discapacidad, que conocían lo que en ese texto se estaba diciendo». Insistió en que hay que avanzar por este camino y que ya empieza a haber acuerdos para adaptar a lectura fácil sentencias que afectan a personas con discapacidad o las leyes que salen de los parlamentos.
Esta guía ha sido premiada por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, Cermi. Su presidenta en Castilla-La Mancha, Cristina Gómez, expuso que este tipo de adaptaciones a lectura fácil no abundan. «Es un claro ejemplo de que se puede si se quiere», manifestó, «debería ser un acicate al resto de organismos para que sean accesibles».