El Atlético tritura al Real Madrid

Europa Press
-

Triunfo por 3-7 de los colchoneros en un amistoso de la International Champions Cup que deja secuelas a los de Zidane

El Atlético tritura al Real Madrid - Foto: Brad Penner

El Atlético de Madrid venció este sábado de madrugada al Real Madrid por un abultadísimo 3-7, con cuatro goles de Diego Costa, en un partido amistoso que se disputó en el MetLife Stadium de East Rutherford, Nueva Jersey (Estados Unidos), y que correspondía a la International Champions Cup. 
Era la tercera cita veraniega para que ambos equipos siguieran acoplando piezas nuevas, pero solo a los colchoneros les funcionó el plan. Así, el propio Diego Costa abrió el marcador en apenas 48 segundos de encuentro, con algo de fortuna por el rebote de su disparo en el defensor Sergio Ramos, y evidenció que la velada sería un calvario para los pupilos de Zinedine Zidane. 
Antes de alcanzar la media hora, los tantos de João Félix, Ángel Correa y otro más de Costa hicieron sangrar a la defensa del equipo blanco, sin capacidad de reacción ante la enorme efectividad e intensidad de sus adversarios. Incluso un penalti transformado por el ariete hispano-brasileño puso la manita favorable al Atlético justo antes de que el árbitro decretara el tiempo de descanso. 
Sin embargo, las malas noticias para Zidane continuaron al inicio del segundo acto, con Costa rubricando a la contra su cuarto tanto de la noche y estableciendo el 0-6. El delantero de Lagarto estaba siendo una pesadilla para la defensa rival, hasta el punto de provocar una tangana después de que Dani Carvajal hiciera una fea falta a Thomas Lemar; Costa replicó con una patada al lateral madridista, que no se arrugó y ambos terminaron expulsados. 
De ahí hasta el final, ya poco importó que el Real Madrid maquillara el resultado con las dianas de Nacho Fernández, de Karim Benzema con un penalti y del canterano Javi Hernández. Entre medias, Vitolo Machín había anotado el séptimo rojiblanco con una jugada marca de la casa, en un eslalon que culminó con un derechazo raso desde la frontal del área. 
Durísimo varapalo para los de Zidane, quien tendrá que pensar en recomponer piezas a ritmo acelerado si quiere evitar más sonrojos en esta pretemporada. S