El Vestas Alarcos recibe al Barça B

Manuel Espadas
-
Imagen del partido de la pasada campaña entre el Vestas Alarcos y el Barça B. - Foto: Pablo Lorente

El conjunto de Javi Márquez quiere despedir el año ganando al filial azulgrana, líder de la categoría (12.30 horas. Quijote Arena)

Ya está aquí uno de los partidos más esperados de la temporada, por no decir el que más, al menos de su fase regular. El Quijote Arena será esta mañana el escenario de un nuevo duelo entre Vestas Alarcos y el Barça B, cuarto contra segundo, protagonistas de un partido siempre especial, con precedentes históricos vividos por las dos ciudades al máximo nivel del balonmano mundial.
Los de Ciudad Real afrontan esta exigente cita con la tranquilidad que da el haber ganado los tres partidos anteriores y saber que aunque el resultado no sea positivo, seguirá metido en la pelea por los puestos de play off de ascenso. Pero eso no implica que la mentalidad de los manchegos no sea otra que la de sumar dos puntos más para cerrar el año del mejor modo posible, con un triunfo de prestigio que reforzaría sus opciones en una jornada en la que también se miden tercero contra quinto y séptimo contra primero.
Con las ausencias de los lesionados Alises, Sarió y Fran Vidal, el técnico del Alarcos, Javier Márquez, confía en poder neutralizar las numerosas armas de «el mejor Barça B que he visto nunca», un equipo que disfruta ‘enloqueciendo’ los partidos y al que no le importa en absoluto ser el  más goleado de la competición, amén del segundo más realizador, sólo por detrás del Puerto Sagunto. 
«Debemos hacer un partido redondo. Es un rival que le imprime un ritmo frenético a los partidos, a imagen y semejanza del equipo de Asobal», advierte Márquez, que ha insistido esta semana a sus jugadores en la necesidad de estar muy rápidos en las transiciones y en el repliegue defensivo.
¿Será difícil? Seguro. ¿Imposible? En absoluto, como se demostró en el 29-26 del año pasado. ¿El premio? Un precioso regalo de Navidad para todos y dos puntos ‘extras’ en la carrera hacia el play off. Un partido para no perderse.