Cae el porcentaje de perros con la vacuna antirrábica en

HIlario L. Muñoz
-

La capital cuenta con cuatro puntos menos de canes vacunados en 2018 y acumula dos años en los que se han reducido los animales con esta documentación en regla

Imagen de archivo de uno de los perros de la Protectora de Animales La Bienvenida, una de las organizaciones que obliga a identificar y la vacunación al adoptar. / - Foto: P. L.

Tras el caso de triquinosis ocurrido hace unos días en Retuerta del Bullaque, las zoonosis se han convertido en protagonistas del bienestar animal. Este término hace referencia a aquellas enfermedades animales que pueden contagiarse a un humano y que cuentan con variantes quizás menos conocidas y más vigilantes como la rabia, la leishmaniosis o el quiste hidatídico. Tres zoonosis frente a las que los dueños de perros deben cumplir con un protocolo compuesto por plazos de vacunación desde el nacimiento y revacunaciones cada cierto tiempo, así como medidas de control claves para evitar que, como ya ocurre, haya casos de leishmania entre ciudadrealeños. Pese a todo, se trata de una norma que no cuenta con el control debido y, de hecho, los datos aportados por el Colegio de Veterinarios apuntan a una caída en el porcentaje de animales que tienen toda la documentación ‘en regla’ en la provincia, y la capital acumula dos años de reducción.
En este sentido, de los 130.220 perros que hay registrados en la provincia de Ciudad Real, aquellos que cuentan con el chip obligatorio, solo 48.388 tienen además la vacunación en regla, lo que implica que se les ha inoculado la vacuna anual y así figura en su pasaporte sanitario. El dato implica que solo el 37,16 por ciento de los perros tiene este control, cuando en 2017, las mismas cifras fueron el 38,33 por ciento. La cobertura veterinaria frente a la rabia ha caído en un punto en la media provincial.
La situación se agrava en Ciudad Real capital, donde solo 5.676 perros de los 13.767 que hay censados están vacunados. La cifra supone el 41,23 por ciento de la provincia. El año anterior, en 2017, según los datos del Colegio Oficial de Veterinarios, la cifra se elevaba al 45,39 por ciento y en 2016 fue del 46,19 por ciento. De un año a otro hay unos 550 perros que han incumplido con la vacunación obligatoria, si se tiene en cuenta que el censo de animales en la capital solo se ha incrementado en 24 perros.
Por último, en la región ocurre una situación similar en la que hay 661.437 perros censados en la región, de los que 200.370 están vacunados. La cifra implica el 30,29 por ciento de canes con la vacunación obligatoria, son cinco puntos menos de los que hubo el año pasado. La cifra de vacunados cae en unos 8.000 perros a pesar de que en 2018 el censo se incrementó en 70.693 animales más.
Hay que tener en cuenta que estas cifras se refieren a los perros que cuentan con el microchip y se encuentran dados en la base de datos, no son todos los que existen, y, de la misma manera, puede haber perros que se hayan vacunado y no se haya registrado en el sistema.
mejores cifras en gatos. En cuanto a los gatos hay que tener en cuenta que el censo es aún pequeño y, por ejemplo, en Ciudad Real capital solo hay 1.097 censados, con un porcentaje del 42,66 por ciento de animales vacunados 468. El dato es superior al de perros debido a que quienes tienen gato censado suelen estar concienciados. En la provincia hay 3.092 gatos censados y 1.227 vacunados, un 39,68 por ciento, dos puntos más que los perros; mientras que en la región hay 18.935 gatos, 5.010 vacunados.