Las lluvias llenan Las Pocitas y se «extrema» la vigilancia

D. R.
-

La Concejalía de Medio Ambiente realizará un control más exhaustivo del nivel de agua tras la subida de temperaturas y se prevé un nuevo verano sin aportes extraordinarios.

Laguna de Las Pocitas del Prior en la tarde de ayer. - Foto: D. R.

Aunque escasas, las lluvias de esta primavera han hecho que el parque de Las Pocitas del Prior, popularmente conocido entre los puertollanenses como ‘Laguna de los patos’, presente uno de sus mejores aspectos de estos últimos años y dé pie a prever un nuevo verano sin aportes extraordinarios de agua, si bien desde el Ayuntamiento de Puertollano se extremará la vigilancia y el control de este enclave para realizar las aportaciones que sean necesarias en caso de que se baje del nivel mínimo que garantiza el bienestar de las decenas de aves que allí anidan.
Así lo explicó -en declaraciones a este diario- el concejal delegado de Medio Ambiente, Jardines e Imagen de la Ciudad, Carlos José García, que puso de manifiesto que desde su departamento «vamos a extremar la vigilancia ahora que las temperaturas han subido constantemente para garantizar que las aves y los peces se encuentren en las mejores condiciones posibles», añadiendo que aunque en lo que va de legislatura, «por suerte», apenas han sido necesarios realizar aportes de agua extraordinario, algo habitual en otras ocasiones, incluso con peces muertos flotando sobre el agua y amontonados en las orillas como en 2012. «Estaremos muy pendientes del nivel de agua y, en caso de ser necesario, se harán aportes de agua con el objetivo de que este espacio natural siga siendo un lugar idóneo para que las aves aniden», apuntó.
Asimismo y al igual que se hizo en el verano del pasado año, el Consistorio y Ferrovial-Cespa, la empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza, tienen previsto acometer plan de choque contra los roedores en la zona de la laguna de Las Pocitas del Prior. «Ahora con el buen tiempo son muchos los vecinos que acuden a esta laguna y sus zonas verdes para disfrutar en familia de un enclave digno de visitar, y por eso tenemos el compromiso y la obligación de hacer que muestre su mejor cara», señaló el munícipe.
Los resultados del pasado año fueron «satisfactorios», llevándose a cabo un seguimiento diario de los cebos, y aunque el número de roedores se ha reducido a raíz del cambio de alimentación de las aves, se contempla actuar de nuevo este próximo verano. Cabe destacar que el cambio de pan por pienso específico para alimentar a las aves introducido por la Concejalía de Medio Ambiente y Mantenimiento de la Ciudad ha hecho que la presencia de roedores en Las Pocitas del Prior se haya reducido significativamente, a lo que también ha contribuido «una mayor concienciación ciudadana», puesto que cada vez son menos las personas que acuden a la laguna con pan para echárselo de comer a las aves (gansos y ocas, principalmente, aunque también ánades, cormoranes y garzas reales, entre otras especies).
Este exceso de alimentación, según explicó el edil de Medio Ambiente, Jardines e Imagen de la Ciudad, hace que proliferen las ratas, de ahí que se pida a los vecinos que no acudan con comida para echársela a las aves de este enclave, puesto que la alimentación de las aves «está más que garantizada».
El presupuesto para la alimentación de las aves corre a cargo del área de Medio Ambiente, con algo más de 2.000 euros anuales, que permiten adquirir los aproximadamente 4.000 kilogramos de pienso especial que consumen estos animales, que conforman una colonia estable de en torno a una treintena de parejas. Y la alimentación de las aves se realiza a diario, a excepción de los domingos, por parte de la Brigada Polivalente, dependiente de la Concejalía de Obras y Servicios Generales.