A juicio el acusado de matar al director de una caja

Pilar uñoz
-

El acusado responderá ante un jurado el 8, 9 y 10 de julio, dos años y ocho meses después de que acabará con la vida del bancario tras descerrajarle dos tiros

Imagen de archivo del acusado saliendo del juzgado de Manzanares. / - Foto: T.F

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ya ha señalado el juicio contra el hombre acusado de asesinar de dos tiros al director de la sucursal de Caixabank de La Solana en noviembre de 2016. El juicio por la Ley del Tribunal el Jurado se ha fijado para el 8, 9 y 10 de julio.
Antonio S. C., propietario de un taller mecánico de Villanueva de los Infantes, se va a enfrentar a un jurado popular dos años y ocho meses después de que presuntamente acabara con la vida del director de la citada oficina bancaria tras descerrajarle dos tiros.
En la causa se han personado tres acusaciones particulares, además de abogado del encausado. Las partes, sobre todo la defensa, han interpuesto recursos y hasta que no se han resuelto no se ha podido avanzar en cuanto al señalamiento. Una vez que la Audiencia Provincial resolvió el último recurso, la fiscal del caso pudo armar su escrito de acusación respecto a la muerte del director de la oficina bancaria y respecto a dos empleadas que también podrían haber resultado perjudicadas. Por ello, según explicó a este diario la fiscal, al presunto delito de asesinato, se han sumado otro de homicidio intentado y un tercero de amenaza.
Antonio S. C. se enfrenta a una condena que oscila entre los 32 años de cárcel que pide fiscal, hasta 48 que solicita una de las acusaciones particulares. Hace unos días se seleccionó a 33 candidatos para el jurado. De éstas se elegirán el 8 de julio a 11 que conformarán el jurado para enjuiciar los hechos (nueve titulares y dos suplentes).
Hechos. La mañana del 23 de noviembre de 2016 se encontraban en la sucursal de Caixabank de La Solana el director Alfonso Muñoz, de 40 años; dos empleadas y un cliente. Sobre las once de la mañana Antonio S. C. entró armado en la oficina, se encaminó al despacho del director y acabó con su vida presuntamente tras descerrajarle dos tiros.
En la sucursal también se encontraban dos empleadas y un cliente, a quien dejó marchar tras amenazar a una de las trabajadoras e intentar matar a la otra sin conseguirlo porque se escondió bajo una mesa. Así se recoge en el escrito de acusación de la fiscal del caso, que califica los hechos de asesinato (en el caso del director de la entidad crediticia), homicidio intentado, respecto a una de las trabajadoras y amenazas en el caso de la otra. Por estos delitos, la fiscal considera que procede imponer al acusado una condena de 32 años de cárcel, pena que la acusación particular eleva a 48 al pedir la máxima condena por asesinato (25), 14 por tentativa de homicidio y nueve por amenazas.
De su lado, el abogado del acusado defiende que su cliente no estaba en sus cabales. El hombre se sentía engañado por el director de la oficina a resultas de un crédito. Pidió una suma de 43.000 euros, de los que percibió todo menos 2.200 euros, retenidos por cuestiones administrativas. Dos días después, un trabajador de la empresa del acusado le informó que el banco aún no le había transferido esa cantidad, por lo que Alfonso se fue a su vivienda de Villanueva de los infantes, cogió una escopeta de caza, la cargó y se dirigió al banco en busca del director. Al entrar al despacho le dijo «me has engañado» y le disparó primero en el brazo y luego en el cuello. Después comenzó a buscar a la otra empleada tras amenazar a una compañera que trató de huir de la oficina.