Andrés Viñas: "Pienso que es lo mejor para el club"

C. de la Cruz
-
Andrés Viñas, en el partido ante el Toledo. - Foto: Rueda Villaverde

El técnico dirigirá este domingo su último partido al frente del Calvo Sotelo Puertollano, banquillo que deja «por muchos factores» después de cuatro temporadas

La despedida de su afición del Calvo Sotelo Puertollano en su primera temporada en Tercera División no fue la más deseada. El equipo apenas mostró resistencia ante un Toledo que jugó a placer (0-4), y además al final del partido su entrenador, Andrés Viñas, anunciaba que no seguirá al frente de un equipo al que vio nacer y al que llevaba a categoría nacional gracias a tres ascensos consecutivos.
Después de un inicio de competición bastante complicado, en el que al equipo le costó bastante adaptarse a la nueva categoría, el Calvo Sotelo fue de menos a más, hasta terminar la campaña en una cómoda posición en la tabla (es octavo a falta de una jornada con 51 puntos después de sumar 14 victorias, 14 derrotas y 9 empates).  
Viñas, que desvelaba su futuro en la sala de prensa, confesaba después a La Tribuna que fue  «una decisión compleja y muy difícil, después de haberme entregado al equipo».
Sus jugadores saltaron al césped del Nuevo Cerrú conocedores de la decisión tomada por el técnico, pues se lo comunicó en la charla previa al partido. ¿Las razones? Según Viñas no hay ninguna más importante que otra: «Son muchos factores, pero pienso que también es lo mejor para el club. Honestamente, es en beneficio de la entidad».
Se da la circunstancia de que el club que preside Maxi Sáez aún no se había puesto en contacto con él para hablar de la próxima temporada, como reconoce el propio Viñas. «El club no me había ofrecido la renovación, no habíamos hablado del tema», anticipándose así a cualquier intención por parte de la entidad.
Durante estos cuatro años, Andrés Viñas asegura que «he tratado de transmitir lo que me han enseñado mis padres, y es la honradez de trabajar y de hacer las cosas lo mejor posible». Cuatro temporadas en las que han sido mayores las alegrías que los disgustos. Aun así, afirma que «me quedo incluso con los momentos difíciles, con el abrazo de un futbolista cuando te apoya o cuando te transmiten cosas desde el campo cuando te estás jugando muchísimo».
Andrés Viñas dirigirá su último partido como máximo responsable del Calvo Sotelo Puertollano este domingo (12 horas) en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta de Albacete. A partir de ahí, sólo tiene una cosa clara: «Siempre hay fútbol en otra parte.  Me encanta el fútbol». Es más que probable que su camino se vuelva a cruzar con el del club industrial.