scorecardresearch

Asecem confía en que la nueva plaza dinamice la hostelería

Ana Pobes
-

Las obras comenzarán en breve con una partida de 1,5 millones y un plazo de entre seis y ocho meses de ejecución. Se unificará la estética de las terrazas y se fomentará la accesibilidad

Asecem confía en que la nueva plaza dinamice la hostelería

Las obras de remodelación de la plaza de España de Alcázar de San Juan comenzarán en breve, posiblemente en esta semana si las condiciones meteorológicas lo permiten. Su comienzo estaba previsto para después de la Feria y fiestas, que finalización el 8 de septiembre, por lo que tras decir adiós a los días festivos llega el turno de la plaza de España, que en los próximos meses se someterá a un nuevo lavado de imagen en el que se contempla, entre otros aspectos, la unificación de la estética de las terrazas y el fomento de la accesibilidad dando prioridad al peatón por encima de los vehículos. Las obras que tendrán un plazo de ejecución de entre seis y ocho meses y cuentan con un presupuesto de 1,5 millones de euros, financiado el 80 por ciento con fondos europeos y el resto, se sufragará con recursos municipales.

Un proyecto que la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, explicó con detalle a empresarios y vecinos de la zona en una reunión a la que acudió el presidente de Asecem, Mariano Díaz-Miguel, quien tras conocer el proyecto mostró su satisfacción por unas obras que calificó de «necesarias»   y que ayudarán a dinamizar sectores tan castigados por la pandemia como la hostelería y el comercio. «Esto supone una gran mejora, y todo lo que sea mejorar y progresar, bienvenido sea», argumentó en declaraciones a La Tribuna.

Díaz-Miguel, que ha sido recientemente elegido presidente de los empresarios, mostró su apoyo a las novedades que traerá la futura plaza de España como la unificación de la estética de las terrazas y que evitará que «la plaza se parezca a la guerra de Pancho Villa, cada uno a lo suyo». Aunque aún no se han decidido aspectos como el color de las sombrillas, lo que sí se sabe es que «nada estará anclado al suelo. Todo será desmontable», apuntó al tiempo que se mostró convencido de que esta nueva imagen ayudará a que los locales de la plaza que están vacíos vuelvan pronto a tener actividad. «La nueva plaza de España animará a muchos a establecer su negocio en la zona», aseguró.

Una vez que comiencen las obras, el sector de la hostelería volverá a reunirse con la alcaldesa alcazareña para concretar estos y otros aspectos como, por ejemplo, la posibilidad de que los establecimientos hosteleros ubicados en la plaza reciban una serie de ayudas para llevar a cabo estos cambios.

La remodelación conllevará también la ampliación de la zona peatonal con la posibilidad de que desde la calle Castellar, una de las principales vías peatonales desde hace 30 años, se pueda acceder directamente a la plaza de España. Se instalarán bancos inclusivos que ‘inviten’ a hablar unos con otros y varias zonas infantiles además de instalar un ascensor en el parking y aumentar la zona arbolada para ofrecer así «mucho más sombra». En definitiva, un proyecto «valiente y muy necesario». «La nueva plaza va a quedar muy bien. Va a ser un lugar muy atractivo», sentenció.

Sin lugar a dudas, un lugar más útil, más diáfano, más urbano y acogedor, y más propio del siglo XXI como así lo definió la regidora alcazareña, Rosa Melchor, hace unos meses a este medio.