Latinoamérica, epicentro de la pandemia

EFE
-

Brasil, Chile y México experimentan aumentos diarios de hasta un cinco por ciento de nuevos contagios, mientras afrontan un mes decisivo para frenar la expansión del virus

Latinoamérica, epicentro de la pandemia

Si hay una región del mundo especialmente golpeada por la pandemia del coronavirus esa es Latinoamérica. De hecho, en las últimas semanas, Iberoamérica se ha convertido en el centro mortal de la COVID-19, con más de un millón de casos positivos.
El experto de la Organización Panamericana de Salud (OPS) Marcos Espinal resalta que este mes «va a ser un período crítico, en el que los países que implementaron medidas de mitigación a tiempo podrán manejar un poco mejor la sobrecarga de casos en sus sistemas de salud».
El especialista dominicano recuerda que en estos momentos países de la zona como Brasil, Chile o México están experimentando aumentos diarios de hasta el cuatro y cinco por ciento en cuanto a nuevos contagios, y otros como Bolivia o Venezuela también están aumentando sus cifras relativas, «una situación aún muy delicada», informa.
Ello se complica por los problemas económicos de la región, con grandes bolsas de pobreza y muchos trabajadores informales sin cobertura de salud o medios para subsistir en un confinamiento, lo que está llevando a algunos países a considerar desescaladas pese a que aún no se han reducido los contagios.
Desde la OPS «se ha recomendado que no es el tiempo para reabrir, pero cada país es soberano», asegura Espinal, quien indica que la organización entiende «que muchas personas sin trabajo tienen que buscar sustento».
Si deciden reabrir, «que sea de forma paulatina», sugiere el experto, animando a que en cada país se sienten a decidir estas medidas responsables económicos junto a autoridades de salud pública y representantes de la sociedad civil.
Espinal explica que los Estados iberoamericanos contaron con algo más de tiempo que los europeos para iniciar medidas de prevención, pero por otro lado muchas de sus redes de salud no están lo suficientemente financiadas para este tipo de emergencias.
«La OPS recomienda que los países inviertan como mínimo un seis por ciento del Producto Interno Bruto en salud pública, pero la mayoría de ellos no llega a esa cifra», lamenta el experto, quien confía en que la pandemia ayude a esta zona a concienciarse mejor sobre esta necesidad.
«La inversión debe ser en cantidad y calidad, durante años, porque no solo se trata de enfrentarse a la COVID sino también otras enfermedades», recuerda.