175 años de servicio leal a España y un compromiso de futuro

Efe
-

Los Reyes presiden el acto que conmemora el aniversario de la Benemérita, en el que el cuerpo se compromete a vertebrar la presencia del Estado en todo el territorio y contribuir a la mejora de la España vacía

175 años de servicio leal a España y un compromiso de futuro - Foto: [Jesús HellÁ­n ]

La Guardia Civil ha celebrado este lunes su 175 aniversario con un acto presidido por los Reyes y en el que su director general, Félix Azón, ha renovado el compromiso del cuerpo de seguir vertebrando la presencia del Estado en todo el territorio y su deseo de contribuir a la mejora de la España vacía.
La plaza de la Armería del Palacio Real ha albergado este homenaje en el que Felipe VI y Doña Letizia han estado acompañados por las más altas autoridades del Estado, entre ellas el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez; la presidenta del Congreso, Ana Pastor; el del Senado, Pío García Escudero; el del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y Tribunal Supremo, Carlos Lesmes.
También estaban presentes el ministro del Interior, Fernando Grande-Malaska; la ministra de Defensa, Margarita Robles; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el presidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, así como altos mandos de la Guardia Civil y de los tres ejércitos.
Más de 950 efectivos de todos ellos han participado en el acto y posterior desfile en medio de un calor sofocante que ha provocado algún desmayo entre sus filas y que ha obligado a repartir sombreros de paja con la bandera de España y abanicos de la Guardia Civil entre los invitados, así como botellas de agua entre las autoridades.
El único que ha tomado la palabra ha sido el director general de la Guardia Civil, quien se ha comprometido a que el instituto armado contribuya a que "la llamada España vacía tenga un futuro de prosperidad y esperanza".
Además, ha garantizado su presencia en todo el territorio nacional como entidad vertebradora del Estado.
De la misma forma, ha recalcado la neutralidad política del cuerpo y ha dejado claro que su despliegue territorial "tiene que seguir garantizando una presencia que sea eficaz y que se ajuste a las necesidades de seguridad de la ciudadanía".
Azón ha tenido un recuerdo especial para el que fuera ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido el pasado viernes y del que ha destacado su labor en la lucha contra el terrorismo de ETA, a cuya desaparición ha subrayado que la Guardia Civil ha contribuido de forma notable.
El director de la Guardia Civil se ha mostrado orgulloso del continuo apoyo de la Corona y justo el día en el que hace 175 años la reina Isabel II firmó el real decreto con el que nació esta institución ha ratificado las palabras con las que ha definido la labor continua de los agentes: vocación, profesionalidad y dedicación.

 

Recuerdo a los caídos

En el acto celebrado en la plaza de la Armería, que estaba engalanada con los escudos de todas las comunidades autónomas, se ha escuchado el himno nacional y el de la Guardia Civil y se ha rendido homenaje a los caídos por España, muchos de ellos miembros del instituto armado y a manos de ETA.
Felipe VI ha vestido uniforme del Ejército de Tierra con banda de general y la orden de San Hermenegildo, así como las cuatro grandes cruces, las de los tres ejércitos y la de la Guardia Civil.
En la parada militar y el desfile han estado presentes efectivos de la Guardia Civil en sus distintas especialidades (han participado un avión de vigilancia marítima y tres helicópteros), de la Guardia Real y compañías del ejército de Tierra, del Aire y de la Armada.
También han participado una sección de la Gendarmería Nacional Francesa, la Guarda Nacional Republicana de Portugal; y el Arma de Carabinieri y la Guardia di Finanza italianas.
Previamente a este acto en el Palacio Real, la Guardia Civil ha recibido el reconocimiento de las Cortes Generales en otro que se ha celebrado en el antiguo Salón de Plenos del Senado encabezado por Pío García Escudero y Ana Pastor
Tras una intervención de Azón rememorando los orígenes del cuerpo, la presidenta del Congreso ha resaltado sus valores de "honor, abnegación, austeridad, disciplina y sacrificio" y ha asegurado que los más de 75.000 guardias civiles contribuyen a hacer de España uno de los países más seguros del mundo.
García-Escudero ha comentado que "la historia de la Guardia Civil está ligada a la modernización de España, pues la construcción de la libertad es efectiva si va acompañada por la seguridad".