Un rival en horas bajas

Eduardo Gómez
-

La Balompédica Linense llegará a Villarrubia tras encadenar cinco partidos sin ganar y con problemas de lesiones en su plantilla

Imagen del partido que disputó la Balompédica Linense en Villarrobledo en la primera jornada (0-2). - Foto: Luis Vizcaíno

El Villarrubia busca este sábado (18.30 horas) su primer triunfo como local y lo hará ante la Balompédica Linense, equipo que ha encadenado cinco jornadas sin vencer, lo que le ha alejado de las primeras posiciones de la tabla.
El conjunto entrenado por Javi Sánchez afronta este duelo con la moral reforzada tras su remontada ante el Atlético Sanluqueño y con el deseo de brindar la primera victoria en el Nuevo Campo a sus aficionados. 
Enfrente, la Balompédica Linense, que comenzó la campaña ganando en Villarrobledo (0-2), pero que desde entonces no ha vuelto a triunfar a domicilio. 
De hecho, sus tres últimos encuentros han acabado en empate (Marbella, Recreativo de Huelva y Recreativo de Granada, todos 1-1). 
Las bajas de jugadores importantes como Moussa, Tito Malagón e Igor Martínez están afectando al rendimiento del equipo que dirige Jordi Roger, que de cara al choque de este sábado duda entre colocar tres centrales con dos carrileros largos, o bien meter un trivote que dé mayor solidez al centro del campo. Dopi y Pito Camacho son ahora las grandes referencias ofensivas de un equipo que busca en Villarrubia el punto de inflexión. La buena noticia para ellos ha sido el regreso a los entrenamientos de Jesús Méndez, de baja desde agosto por una pericarditis.