scorecardresearch

Juicio por el robo y secuestro express de la joyera Perla

Pilar Muñoz
-

Los dos acusados, que se enfrentan a 11 años de cárcel, retuvieron, ataron con bridas y amenazaron con un cuchillo a la dueña de una tienda de compro oro de Valdepeñas para perpetrar un robo. Se hicieron un botín de más de 224.000 en joyas y dinero

El juicio está previsto que se celebre en la Audiencia de Ciudad Real los días 28 y 29 de septiembre - Foto: Fotos Rueda Villaverde

La Audiencia Provincial de Ciudad Real va a juzgar el próximo miércoles a los dos hombres acusados de un robo de joyas y el secuestro express de Perla B. R., propietaria de una tienda de compro oro de Valdepeñas. Los hechos ocurrieron el 3 de agosto del año pasado y está previsto el enjuiciamiento los días 29 y 30 de septiembre. Uno de los acusados está en prisión desde entonces y el otro en libertad con cargos. La Fiscalía pide una pena de once años de cárcel para cada uno de los acusados. Los abogados Manuel Castro y Miguel López que se han hecho cargo de sus defensas van a tratar de rebajar la pena que se solicita. 

La Fiscalía, como avanzó el pasado 17 La Tribuna, les acusa de un delito de detención ilegal y otro de robo con violencia e intimidación. En concepto de responsabilidad civil pide una indemnización de 224. 485 euros por las  joyas y efectos sustraídos y 150 más por las lesiones sufridas.

Los encausados poco antes de las diez de la mañana del 3 de agosto del año pasado abordaron a la propietaria de la tienda de compro oro cuando se bajaba de su coche y tras arrastrarla, la subieron a la parte de atrás del vehículo, en medio de dos varones menores de edad.

Perla fue inmovilizada con bridas de plástico al tiempo que le ponían un cuchillo en el cuello y le daban órdenes para conseguir abrir la tienda que regentaba con la amenaza de que tenían secuestrados a su marido y a su hija en Daimiel. Si no hacía lo que le decían y no les daba la clave de la alarma de la tienda, les matarían. 

Hechas las ‘advertencias’, según el relato de hechos de la Fiscalía, Rachid E. B. se dirigió a la tienda, desactivó la alarma tras darle la clave bajo amenaza, se encaminó hacia donde se guardaban las joyas, se apoderó de ellas y de 17.000 euros en metálico. Conseguido el botín, regresó al coche en el que estaban sus compinches y la dueña del establecimiento retenida para darse a continuación a la fuga. Ya en Carrión de Calatrava, dejaron a la mujer en un camino tras quitarle el teléfono móvil y el reloj que llevaba. Le dijeron que se quedara quieta mirando hacia el campo si quería volver a ver a su marido y a su hija.

Dos días después era recuperado el coche en la calle Calatrava de Ciudad Real tras la detención de Rachid E. B. y Victoriano C. como presuntos autores de un delito de detención ilegal y otro de robo con violencia. Los otros dos varones, supuestamente cómplices de aquellos, eran menores de edad penal. Las joyas han sido valoradas en más de 204.000 euros y el teléfono y reloj en 859, cantidades a las que se suman los 17.000 euros en metálico.