El regreso con una oportunidad laboral

M. Lillo
-

Julián Muñoz es uno de los llamados jóvenes 'retornados' acogidos a este plan tras vivir cinco años en Liverpool durante la crisis

El regreso con una oportunidad laboral

La historia de Julián Muñoz Ortiz, natural de Campo de Criptana, es la de muchos jóvenes con aspiraciones, sueños y muchas ganas de trabajar que sufrieron la falta de oportunidades que supuso la crisis económica. El acceso a un puesto de trabajo que se le negaba en España lo encontró en Reino Unido, concretamente en Liverpool, a 2.245 kilómetros de su casa. Recuerda bien la fecha de la partida: el 21 de noviembre de 2013, cuando contaba entonces con 21 años y junto a su novia puso rumbo a aquél país que entonces no conocía pero en el que aspiraba a desarrollarse personal y profesionalmente.    
«Nos fuimos por la falta de oportunidades de aquí, no teníamos trabajo y queríamos aprender un idioma, el inglés, así que decidimos irnos a Liverpool», relata este joven que es uno de los ‘retornados’ acogidos al plan de la Junta de Comunidades y que ahora trabaja en una empresa de transporte en su tierra, en la provincia de Ciudad Real, en el sector laboral en el que se formó desde el punto de vista académico, ya que él estudió un grado superior de gestión de transporte de Formación Profesional.  

los inicios. Antes de lograrlo pasaron cinco años, los que ha permanecido en Reino Unido. «Empecé fregando platos, como casi todo el mundo», narra Julián en relación a sus inicios en el país de la lengua de Shakespeare y donde poco a poco fue superando la barrera del idioma y  se fue desenvolviendo en el día a día de esta ciudad, donde, afortunadamente, la «gente es simpática», apostilla con honestidad.  
En el ámbito laboral también fue escalando posiciones en el restaurante italiano en el que trabajaba y pasó a ser pizzero, «una de las secciones más fuertes que había» en el establecimiento. «Vas demostrando lo que vales y pasas a sitios mayores», dice con humildad. Sin embargo, sus aspiraciones de encontrar un empleo en el ámbito en el que se había formado cayeron en saco roto. «La hostelería está bien pagada, es un trabajo duro, porque tienes que trabajar todo el fin de semana, pero la remuneración es buena», por lo que Julián y su pareja consiguieron la independencia que no tenían en su pueblo y que reconocen que sigue siendo muy complicada en España.

el regreso. Tras cinco años en el extranjero y echando de menos a la familia y a los amigos, además del buen tiempo del que se disfruta en España, se plantearon volver. «Después de cinco años, está bien la experiencia, pero echábamos de menos casa, igual que ahora echamos de menos aquello. Después de tanto tiempo, Liverpool se convirtió en nuestra casa», agrega.
Sin embargo, conoció del Plan de Retorno del Talento Juvenil tras acudir a una oficina de empleo en la que el orientador le ofreció todas las pautas a seguir para acogerse a este programa de la Junta de Comunidades. Asegura que tuvo suerte y que en apenas «una semana» logró trabajo en la empresa en la que actualmente está empleado. Por fin una oportunidad laboral en su ámbito profesional y en su tierra.  
De este modo, considera que este plan puede ser «un incentivo» para las empresas, sobre todo para aquellas que tienen previsto hacer contrataciones y que tienen en este plan una forma de favorecer la ampliación de la plantilla. Sin embargo, comenta que su novia aún no ha tenido la suerte de encontrar un puesto de trabajo, tal y como le ha pasado a algunos jóvenes que conoce y que aspiran a volver a España. «Hay gente que se ha vuelto y no ha encontrado un trabajo y se ha tenido que volver, pero claro que es un incentivo», afirma.
«La situación económica todavía es muy complicada y parece que viene otra crisis», explica este joven decidido natural de Campo de Criptana que lleva ahora cinco meses en la provincia desde su regreso. Desconoce si en un futuro tendrá que volver a partir fuera, aunque de momento agradece la oportunidad laboral que se le ha brindado en la tierra, detalla este joven con simpatía.