La Semana Santa deja buenas cifras en la hostelería

M.Lillo
-
La Semana Santa deja buenas cifras en la hostelería - Foto: Rueda Villaverde

El nivel de ocupación se ha situado por encima del 95 por ciento en la capital y en Campo de Calatrava

Los hosteleros tenían muchas expectativas para esta Semana Santa, pero temían que las previsiones de lluvia ‘aguaran’ sus buenas perspectivas con anulaciones de última hora. Sin embargo, no ha hecho así y la hostelería ha cosechado buenas cifras a pesar de las precipitaciones y de esos temores iniciales.  
Tras la finalización de esta Semana de Pasión, el sector hace recuento. Asegura que ha ido «bastante bien para los temores que teníamos», detalla la gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Cristina Miranda, que detalla que las anulaciones de reservas en hoteles han sido «mínimas» y que han correspondido en su mayor parte a «particulares», mientras que las realizadas por grandes grupos de visitantes se han mantenido.
Además, esas pocas anulaciones se han visto compesandas con los turistas que permanecieron en la ciudad hasta el domingo día 21, aprovechando el carácter festivo del lunes de Pascua en muchas comunidades autónomas.  
De este modo, Miranda detalló que «en Ciudad Real capital y en la comarca de Campo de Calatrava se ha registrado una ocupación media de en torno a un 95 ó 97 por ciento durante los días ‘fuertes’ de Semana Santa e incluso la ocupación registrada el domingo 21 (habitualmente día de salida de clientes) en varios establecimientos se ha mantenido en torno a un 70 por ciento debido a que alojaban a grupos de comunidades autónomas en las que el lunes, al igual que en Castilla-La Mancha, era festivo».
Además, la gerente de esta asociación apuntó como dato destacable el «ligero incremento de la tarifa media» que se ha detectado, de en torno a un 5 ó 10%, «un dato muy positivo pues desde hacía ya varios años el empresario no veía posible el incremento de sus tarifas, lo que ha situado a la provincia de Ciudad Real a la cola de los datos del INE en cuanto a rentabilidad hotelera», recordó Miranda.
Por lo que respecta a la ocupación registrada en el resto de la provincia a lo largo de la Semana Santa, ha sido «muy variable», situándose entre el 40-60%. En cuanto a la procedencia de los clientes, Hostelería destaca la presencia de clientes de zonas habituales como Levante, Andalucía y Madrid, principalmente, «aunque ha habido varios grupos de Galicia y País Vasco».
El aspecto negativo, sin embargo, han sido los bares a pie de calle, que han sido «los grandes perjudicados» debido a la lluvia que se ha registrado durante los últimos días y que impidió la salida de procesiones como la del Silencio, de las hermandades que procesionan el Jueves Santo, de la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo o de la procesión del Sábado Santo.
Por su parte, desde el sector de la restauración y del ocio nocturno, también aportan «datos positivos de trabajo», puntualizó Miranda, quien aseguró que tienen buenas expectativas para el resto del semestre, debido a la celebración casi inmidente de Fenavin y la llegada del periodo de comuniones.  
un éxito de todos. Por su parte, la portavoz del equipo de Gobierno municipal, Sara Martínez, también realizó una valoración positiva de la Semana Santa. Indicó que, a pesar de la meteorología, ha sido «muy positiva» desde el punto de vista turístico, hostelero y de religiosidad. Por eso, reconoció el trabajo de las hermandades y de los servicios municipales. «El éxito es de todos».