scorecardresearch

Un hombre y su hijo fuerzan a suspender un juicio por drogas

Pilar Muñoz
-

Dos de los seis encausados por tráfico de drogas en Tomelloso no acuden a su cita con la Justicia en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. El Tribunal de la Sección Segunda dictará una orden de busca y captura y volverá a señalar el juicio

Un hombre y su hijo fuerzan a suspender un juicio por drogas - Foto: Tomás Fernández de Moya

El juicio por tráfico de drogas con seis acusados que estaba previsto hoy en la Audiencia Provincial de Ciudad Real se ha suspendido por la incomparecencia de un hombre y su hijo, que se enfrentan a condena de seis años de cárcel, el primero, y cuatro años y seis meses el segundo. La letrada que les representa ha aludido a un problema en la citación y el Tribunal de la Sección Segunda resolverá si dicta un auto de  busca y captura,  localización de ambos para juicio, o de prisión. 

La causa se remonta a junio de 2016 cuando la Guardia Civil de Tomelloso detectó un gran movimiento de tráfico de drogas, individuos dedicados a la venta y distribución de cocaína y otras sustancias en el municipio. Las pesquisas llevadas a cabo por el Área de Investigación del Instituto Armado en Tomelloso llevaron hasta un hombre y su hijo cuya actividad era la venta de estupefacientes en su casa o en la calle tras quedar telefónicamente con los clientes.

Después cayó el sujeto que presuntamente les distribuía la droga que compraba en Madrid. Este hombre, que responde a las iniciales M. S. G., se enfrenta a la mayor pena de cárcel: ocho años, seis por tráfico de drogas y dos más por tenencia ilícita de armas. En el registro efectuado en su casa de Tomelloso, la Guardia Civil halló una escopeta Benelli con el cañón recortado, sin culata ni número de serie, pero con plena capacidad para disparar. Además, encontraron casi diez gramos de cocaína con una riqueza media del 79,12%, 176 gramos de marihuana, 33,59 de metadona, 22,35 de alprazolam, una báscula de precisión, bolsas con recortes, 3.722 dólares en billetes, 6.100 euros y otros 145 en monedas. 

Hoy ha comparecido ante el Tribunal de la Sección Segunda para el juicio que finalmente se ha suspendido por no presentarse dos de los seis encausados. M. S. G. ha salido de la Audiencia tras quedar en libertad pendiente del nuevo señalamiento tras la intervención de su abogado Eduardo García de León que ha acreditado que tiene problemas de salud.

El resto de encausados son J.M. E. que, según la Fiscalía, colaboró con M. S.G. en uno de los viajes a  Madrid para la provisión de drogas yendo cada uno en un vehículo, uno de ellos lanzadera para avisar de posibles controles policiales; D. G.L. que tuvo una relación 'comercial' con el principal imputado, y L. N.G. que también presuntamente le compraba sustancias estupefacientes para la venta a terceros. Para todos ellos, la fiscal solicita una pena de cuatro años y seis meses de cárcel. 

Según el relato de hechos del Ministerio Público, cuando viajaron a Madrid, el 4 de septiembre de 2017, M. S. G. se dirigió a Valdemingómez donde adquirió "una importante cantidad de droga". Más tarde, los dos acusados se juntaron y planificaron el viaje de regreso a Tomelloso "con idénticas medidas de protección", pero en el polígono industrial de Getafe, donde hicieron un alto para descansar unas horas les esperaba la Guardia Civil. Los agentes hallaron en el coche 317 gramos de cocaína, casi 200 de heroína, más de 100 de fenacetina y 1,76 gramos de resina de cannabis sativa. 

El día 6 de septiembre se efectuó el registro en la vivienda del principal encausado. La cocaína intervenida en su domicilio habría alcanzado un valor de 987 eruros, 962,59 el cannabis y 771 el alprazolam.