La UCLM asesora en la restauración de suelos con tierras raras

latribunadeciudadreal.es
-

Quantum Minería abrirá cerca de Torrenueva y Torre de Juan Abad una mina de tierras raras, nombre bajo el que se agrupan elementos preciados por sus aplicaciones tecnológicas

Entrada a Torrenueva - Foto: /Fotos Rueda Villaverde

l Instituto de Geología Aplicada de la Universidad de Castilla-La Mancha (IGeA-UCLM) y la empresa Quantum Minería S.L. han suscrito un convenio de colaboración que tiene como finalidad la correcta restauración de los terrenos afectados por la minería de monacita y tierras raras en la zona de Torrenueva y Torre de Juan Abad, en la provincia de Ciudad Real.
La empresa española Quantum Minería, según el comunicado emitido por la Universidad de Castilla-La Mancha, tiene previsto abrir muy cerca de sendos municipios ciudadrealeños una mina de tierras raras, nombre bajo el que se agrupan 17 elementos químicos muy preciados y buscados por sus aplicaciones tecnológicas únicas, como son la electrónica de última generación, los superconductores o los instrumentos LED. Explican que estos minerales tienen una gran importancia estratégica en numerosos procesos industriales y hasta la fecha no se habían encontrado en cantidades explotables en el ámbito europeo.
La actividad minera de extracción de monacita en la zona de Torrenueva y Torre de Juan Abad, explican, afectará a un área de 300 hectáreas a lo largo de toda la vida útil del proyecto, estimada en unos 10 años. Se considera de máxima relevancia que tras la actividad minera, estos terrenos recuperen, e incluso mejoren, su capacidad agronómica.
Para conseguirlo, el Instituto de Geología Aplicada de la UCLM tiene previsto ofrecer asistencia técnica a Quantum Minería en las labores de restauración de terrenos afectados por la extracción del mineral monacita. Para ello se contará con la participación de los investigadores del propio instituto universitario, a su vez profesores de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén y de la Escuela de Ingenieros Agrónomos de Ciudad Real. Estos realizarán un estudio piloto en una parcela experimental que permitirá establecer los mecanismos adecuados de restauración y que serán aplicados al resto del área afectada.
El convenio firmado tendrá una duración de un año y durante el mismo se ejecutarán los trabajos de restauración de la parcela experimental y se realizará un seguimiento de la misma, así como de los trabajos subsecuentes, de forma que se puedan corregir aspectos que se consideren mejorables. El convenio permitirá la contratación temporal de un investigador que realizará las labores de apoyo sobre el terreno.