El Almagro inicia un proyecto totalmente renovado

Eduardo Gómez
-

El equipo rojillo debuta este domingo en el Manuel Trujillo a puerta cerrada (12 horas) frente al Atlético Ibañés

Los jugadores del Almagro celebran un gol en un partido de pretemporada. - Foto: Sheila López de Toro

El fútbol regresa al estadio Manuel Trujillo más de siete meses después y lo hace con un equipo completamente nuevo, a excepción de un futbolista, Emeka, que además se perderá esta primera jornada. El club encajero cambió de directiva este verano y los nuevos dirigentes han apostado por un proyecto deportivo con jóvenes futbolistas llegados de diferentes países y que desean que su paso por el Almagro sea un trampolín para seguir creciendo en el fútbol europeo. Al frente del banquillo todo un veterano como Andrés García Tébar, que sustituyó a Paco Luna con la pretemporada ya iniciada. Un tiempo de preparación en el que han pasado muchos futbolistas a prueba hasta confeccionar una plantilla cuyo rendimiento es una auténtica incógnita.

Su primera prueba de fuego será este mismo domingo en el estadio Manuel Trujillo (12 horas) a puerta cerrada y frente a uno de los 'gallitos', el Atlético Ibañés. Para este primer encuentro serán baja por problemas físicos Emeka e Iván y hay fichas de futbolistas que no pudieron ser tramitadas al no poseer toda la documentación. "Necesitamos un tiempo de adaptación", admite García Tébar, que en cualquier caso asegura que sus jugadores están "con muchas ganas. Tengo un grupo con muchas ganas de aprender e ilusión y yo intento trasladar mi experiencia. Forman un bloque muy majo, de personas encantadoras y con mucha predisposición para mejorar", afirma el preparador albaceteño. El objetivo del equipo, según García Tébar, debe ser "a corto plazo, ir partido a partido", aunque no oculta que la meta principal es "conseguir los puntos necesarios para mantener la categoría y a partir de ahí poder pensar en otra cosa".

En cuanto a las señas de identidad que desea exhiba su equipo, resumió que quiere un conjunto que "defienda bien y ataque aún mejor. Hay que amoldarse a las características de los futbolistas que tenemos y estamos trabajando tanto en el juego combinativo como en las transiciones".

Este primer encuentro deberá disputarse a puerta cerrada, un importante handicap para el técnico del Almagro: "El fútbol sin público no tienen ningún futuro. Este deporte necesita del público, sin gente nada de lo que hacemos tiene sentido".