scorecardresearch

Ciudad Real deberá multiplicar por 30 los puntos de recarga

R. Ch. / E. Press
-

Fabricantes y concesionarios piden acelerar las instalaciones públicas para fomentar la demanda de estos vehículos que solo suman 320 en la provincia

Ciudad Real deberá multiplicar por 30 los puntos de recarga - Foto: Yolanda Lancha

Apenas 6.200 vehículos, solo 323 de ellos eléctricos, de los más de 400.000 que conforman el parque automovilístico de la provincia de Ciudad Real tienen un combustible alternativo a la gasolina y el gasóleo. Los vehículos impulsados por gas licuado, gas natural o la electricidad se hacen paso, poco a poco, en las carreteras ciudadrealeñas donde el Gobierno de España quiere que sean mayoría en el año 2050. Antes, en 2040 está previsto que se prohíba la venta y matriculación de coches que emitan CO2, también híbridos.

Para cumplir ese objetivo, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y la patronal de los concesionarios (Faconauto) han planteado que Ciudad Real deberá tener más de 2.600 puntos de recarga en los próximos nueve años para llegar a 2030 con una base suficiente que dé un impulso al coche eléctrico.

Las dos asociaciones han presentado esta semana el Mapa de Despliegue de Puntos de Recarga de Acceso Público para Vehículos Electrificados en España. Con esta iniciativa, ambas entidades quieren facilitar e impulsar el mercado de los vehículos eléctricos de batería e híbridos enchufables para alcanzar un parque de tres millones de turismos en España que exige para 2030 el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El reto es importante. El hito que marcan Anfac y Faconauto es llegar ya a 2023 con más de 520 de esos puntos ya operativos. A fecha de ayer, según el portal electromaps.com, la provincia contaba con 76 conectores repartidos en 39 localidades. Los últimos puntos ‘enchufados’ están en Daimiel, Pedro Muñoz, Valdepeñas, Infantes y Tomelloso. 

Las dos asociaciones automovilísticas utilizan palabras contundentes. «Es imprescindible» tener instalado los puntos de recarga por toda España, más de 340.000, de acceso público en España, según la metodología elaborada por ANFAC, en colaboración con Faconauto. Este sistema permite planificar y monitorizar, año a año a nivel cuantitativo y cualitativo, el desarrollo de infraestructura de recarga de acceso público necesaria a nivel nacional, comunidades autónomas, provincias y principales corredores por nivel de intensidad media de transporte.

El análisis se complementa además con un estudio de la necesidad de infraestructura de alta potencia, por encima de los 250 kW, en los principales corredores de la Red de Carreteras del Estado. Para este análisis, se han tenido en cuenta las intensidades medias diarias por tramo de vía y provincia, una distribución mínima de un punto por cada 150 kilómetros de vía, la cuota de vehículos eléctricos puros sobre el total del parque de vehículos en cada provincia y que el tiempo de espera para recargar no sea superior al de un vehículo que ya esté cargando. De este modo, se obtienen el número de puntos mínimos de alta potencia en cada uno de los corredores por provincias.

El cruce de ambos análisis da como resultado el detalle de cuántos puntos de recarga de acceso público y de qué potencia deberían desplegarse en cada provincia. En Ciudad Real, en apenas 20 años se deberán multiplica por 30 sus postes 

Anfac y Faconauto apuestan por «un impulso adicional» de las infraestructuras públicas de recarga «para fomentar la demanda que ve, en este aspecto una de las principales inseguridades a la hora de adquirir un vehículo de esta tecnología» y piden «una hoja de ruta, con objetivos vinculantes, basada en una metodología consensuada» para no llegar a 2050 con los deberes por hacer.