scorecardresearch

Sindicatos y Ampa apuestan por no relajar medidas en el aula

Manuela Lillo
-

Defienden una vuelta al 'cole' segura en la que se sigan aplicando los protocolos para evitar los contagios y reclaman una bajada de las ratios y un incremento del número de docentes

Sindicatos y Ampa apuestan por no relajar medidas en el aula - Foto: Tomás Fernández de Moya

Una vuelta al ‘cole’ segura, sin relajar las medidas anticovid y aplicando una bajada de las ratios. Esto es lo que defienden los sindicatos y la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (Ampa) de cara al nuevo curso escolar, que arrancará el 9 de septiembre y para el que la Consejería de Educación detalló ayer que seguirá aplicando los mismos protocolos que el curso pasado, con escasas modificaciones con respecto a las medidas ya anunciadas en junio. Así pues, seguirá habiendo mascarilla obligatoria, distancia de seguridad y ventilación en las aulas. 

«Aunque el profesorado y gran parte del alumnado están vacunados deben seguir todos los protocolos», afirmó a este diario la presidenta provincial del sindicato educativo ANPE, Mónica Sánchez de la Nieta, quien comentó que si bien la situación es mejor que la del año pasado, «siempre hay cambio de cepas y el virus sigue, por lo que tenemos que ser cautos todos». 

Eso, afirmó, tanto para los alumnos de entre 12 y 19 años, cuyo porcentaje de vacunación va en aumento y la Consejería calcula que estará «cerca del cien por cien» con la primera dosis, como para los menores de 12 años, para los que todavía no hay una vacuna autorizada, por lo que en este caso los sindicatos piden «extremar todas las medidas de seguridad» y organizarlos en grupos burbuja, así como la mencionada bajada de la ratio y la contratación de más profesores, reclamó el representante de Educación del sindicato CSIF, José Antonio Ranz. 

La consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, concretó ayer que, según detalla el nuevo protocolo, hasta cuarto de Educación Primaria se mantendrán los grupos de convivencia estable, desde quinto de Primaria y hasta segundo de la ESO la distancia establecida será de metro y medio, y a partir del tercer curso de la ESO y el resto de enseñanzas de un metro y veinte centímetros.

En todos los casos se apuesta por la presencialidad, tratando de eliminar la semipresencialidad que se aplicó en determinados niveles el curso pasado y que se demostró que «es un atraso, no estamos preparados para la formación online, aunque sí que es verdad que han invertido en ella», comentó Toñi Portillo, representante del Ampa provincial, desde donde apuestan por trabajar con los alumnos en el ámbito de la implantación de las nuevas tecnologías, pero desde el aula. 

Para los sindicatos este sería el momento ideal para aplicar una reducción de ratios que llevan años reclamando. «Sería un buen momento y atender mejor al alumnado, que creo que lo necesita por toda la situación que estamos viviendo», agregó Sánchez de la Nieta, quien, al igual que Ranz o Portillo, considera que se trata de la mejor forma de garantizar una atención más individualizada a los estudiantes y reducir, de paso, el fracaso escolar.

El profesorado con el que se cuente de cara al nuevo curso es otra de las cuestiones en la que están muy pendientes los sindicatos. Consideran que no sólo hay que tener en cuenta el número de docentes, sino también la jornada laboral con la que se contraten, ya que su objetivo es que se reduzcan los contratos a tiempo parcial, algo que ya se ha ido mejorando: «Antes era de más del 40% y ahora está entre un 30 y 33%», subrayó el representante de CSIF. 

Además, Ranz pidió «un esfuerzo» a la Administración para que se instalen «purificadores de aire y medidores de CO2», aunque saben que la ventilación de las aulas seguirá siendo fundamental para frenar unos contagios que siguen aún. Lo que también está en el aire es la vuelta de las actividades extraescolares, para las que el Ampa tiene todavía muchas dudas.