La Pasionaria de Santiago más triste

M. Sierra
-

La amenaza fuerte de lluvia deja a las puertas a las cuatro hermandades que conforman la Pasionaria de Santiago, Santa Cena, Ecce-Homo, Dolorosa de Santiago y Longinos, que lloraron la decisión

La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde

Después de una semana mirando al cielo éste decidió que la Pasionaria de Santiago se quedara a las puertas tras horas de dudas y miedos que a medida que avanzaba la tarde se convirtieron en llanto, abrazos y desilusión. La compresión llegaría después,  con la resignación y la esperanza. El temporal dejaba ayer a la capital sin una de sus procesiones más singulares, la más suya, la más singular y también una de las más esperadas. Compuesta por cuatro hermandades cargadas de historia y con un marcado sabor local, la Santa Cena, Ecce-Homo, La Dolorosa y Longinos, que tuvieron que conformarse con vivir la Pasión un poco, entre bambalinas,  tras una mañana cargada de agua, que los había dejado sin esperanza al arrancar el día, y una tarde que empezaba despejada pero que hablaba de lluvias intensas.    
La Hermandad de la Santa Cena y María Santísima del Dulce Nombre fue la primera en anunciar que no habría estación de penitencia en la calle. Una decisión «dura» en palabras de su hermano mayor Ricardo Barrilero, pero «necesaria», porque no se puede poner en peligro «el patrimonio que tenemos», que se hacía oficial a las 17.30 horas.  Con miradas al cielo y al móvil, intentando comprender lo sucedido, los hermanos que se dieron cita en el rectorado en la tarde de ayer, punto de partida de la también conocida como la Hermandad de los Estudiantes, tuvieron que conformarse con vivir la pasión de manera más íntima, junto a los suyos, entrando y saliendo de  la carpa donde la Santa Cena seguía mostrándose imponente, y María Santísima, más dulce que nunca.  
Unas calles más abajo, la amenaza de lluvia rompía otras tantas ilusiones. Lo hacía en la calle Quevedo, desnuda de coches para una procesión que no llegó, y dentro de un guardapasos que se llenó de fe y se quedó pequeño entre hermanos cofrades y familiares que llegaron para acompañar a los suyos.

La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
Allí, Pilatos fue la primera hermandad en tomar esta decisión «especialmente dolorosa», en palabras de su hermano mayor, Antonio Oraá, en un año en el que la cofradía cumple 75 años de su Cristo y 50 de la primera cuadrilla de costaleros que se puso bajo un paso sin cobrar.
La Dolorosa de Santiago no tardó en confirmar que tampoco saldrían. Con la voz rota lo hacía oficial el hermano mayor de esta cofradía a los pies del paso del paso de palio desde el que la reina del Perchel recibía a los suyos, a los que llegaron preparados para salir en procesión, a pesar de las amenazas; y a los que lo hicieron sin túnica sabedores de que la tregua del cielo no iba a ser suficiente para poner la procesión en la calle ante la intensidad de la amenaza de agua de la que hablaba Almagro o que recogían las aplicaciones meteorológicas.
La hermandad del Santísimo Cristo de la Caridad, Longinos, fue la última en tomar una decisión que llevaban tiempo barajando, pero es que «hasta el último momento hay esperanza», decía su hermano mayor a los pies del Cristo, tras comunicar la noticia a la hermandad en privado.  
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
Las calles vacías hablaban de la tristeza de este Jueves Santo que hizo del guardapasos un hervidero de fe. 
 


Más fotos:

La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde
La Pasionaria de Santiago más triste
La Pasionaria de Santiago más triste - Foto: Rueda Villaverde