Empresas que copan seis de cada diez créditos del ICO

I. Ballestero
-
Empresas que copan seis de cada diez créditos del ICO - Foto: Rueda Villaverde

El Instituto Oficial desembolsó 33 millones de euros en préstamos en la provincia centrados en la pyme

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) parece haber recuperado su antigua esencia y vuelve a ser el pilar de financiación en torno al que pivotan los proyectos de las empresas con menor volumen de plantilla, es decir, la micropyme y los emprendedores y autónomos. De hecho, seis de cada diez euros aprobados por el organismo oficial a lo largo del año pasado en la provincia de Ciudad Real fueron para empresas con menos de 10 trabajadores en sus estadillos de personal, que también fueron las destinatarias de un tercio del dinero que el ICO puso a disposición de empresas y proyectos en el territorio.
Según las cifras aportadas por el ICO a este diario, la financiación concedida por parte del Instituto Oficial a lo largo de 2018 superó los 33 millones de euros en la provincia de Ciudad Real, la mayor parte de ellos destinados a impulsar la exportación de las empresas con menos recursos. De hecho, para la exportación se destinaron 18,49 millones de euros y el resto, 14,52 millones, fueron a parar a proyectos de empresas y emprendedores a desarrollar en el propio territorio. En total, el ICO aprobó 540 operaciones, 324 de ellas destinadas a empresas y emprendedores para proyectos dentro del territorio y 216 para la exportación. De esta manera, el crédito medio concedido por el ICO en la provincia superó los 61.000 euros, aunque hay diferencias importantes entre las líneas impulsadas para el interior del territorio y las líneas destinadas al impulso de la exportación, que necesita de montantes más importantes. En el primer caso, el crédito medio fue de 44.800 euros, y en el segundo, para el comercio exterior, de casi el doble, 85.600 euros.
Prácticamente uno de cada tres euros desembolsados por el ICO fueron a parar a empresas de menos de 10 trabajadores, un total de 9,76 millones de euros, mientras que 16,01 millones ayudaron a sacar adelante los proyectos de empresas de entre 10 y 49 empleados. En los mayores volúmenes de plantilla se mueven los montantes más bajos, con 6,35 millones para las empresas con entre 50 y 249 empleados y apenas 0,89 millones de euros para las grandes empresas a partir de 250 empleados, la excepción en un territorio marcado por la presencia de la pyme. Por este motivo, seis de cada diez operaciones fueron para emprendedores, autónomos o micropymes, hasta 329, por 156 para empresas de entre 10 y 50 trabajadores. El resto, con presencia residual en las cifras el ICO: 52 créditos concedidos a empresas de hasta 250 embajadores y 3 para grandes empresas.
vuelta a la esencia. El ICO ha vuelto a la esencia de sus créditos, el apoyo a la pequeña empresa y a los emprendedores y autónomos que tienen un difícil acceso a otras fuentes de financiación. No siempre ha sido así en el pasado más reciente, ya que durante la crisis el ICO se convirtió en un lugar recurrente para las empresas en busca de financiación, independientemente de su tamaño, después de que los bancos cerraran el grifo para afrontar su reestructuración interna. Ahora, la cifra va a la baja: los 33,02 millones de 2018 quedan por debajo de los 54,2 millones de euros concedidos en 2017.