Un nuevo repunte de precios lleva a la gasolina a su máximo

I. Ballestero
-
Un nuevo repunte de precios lleva a la gasolina a su máximo - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La subida interanual se ha visto atemperada en la provincia por la regulación del tramo autonómico

El precio de los combustibles transita estos días, en plena operación especial de tráfico por la Semana Santa, en máximos anuales. De esta forma, a los conductores de la provincia de Ciudad Real que llenaron el depósito para la segunda fase del dispositivo especial de la Dirección General de Tráfico, que comenzó a las 15 horas del pasado miércoles y se extenderá hasta la medianoche del lunes 22 de abril, hacerlo les costará entre cinco y seis euros más caro que en la Semana Santa del año pasado, y eso que en la provincia el encarecimiento de los desplazamientos por carretera en este año con respecto a las vacaciones de Semana Santa del año anterior se ha visto atemperado con respecto a otras regiones después de que la aprobación del último presupuesto del Gobierno de Mariano Rajoy, a medidados del pasado año, armonizara el tramo autonómico del impuesto de los combustibles, que en Castilla-La Mancha ya estaba en el máximo permitido pero que en otras comunidades autónomas se ha llegado a multiplicar por dos.  
El último repunte ha dejado el precio de la gasolina en la provincia de Ciudad Real en 1,334 euros por litro en el inicio de la segunda fase de la operación especial de tráfico, para la que se esperan 350.000 desplazamientos por carretera dentro del más de medio millón de vehículos que atravesará la provincia a lo largo de toda la operación especial. Así, llenar el depósito de un coche con capacidad para 55 litros cuesta 73,37 euros de media en las estaciones de servicio de la provincia, según las cotizaciones recogidas por el Ministerio para la Transición Ecológica en su portal sobre el precio de los combustibles. El año pasado, el precio medio de la gasolina en la provincia en la operación especial de Semana Santa, a finales del mes de marzo, era de 1,227 euros por litro, por lo que llenar el depósito hoy cuesta casi seis euros (5,89 euros) más caro que entonces. En el caso del diésel, su última cotización media en la provincia es de 1,227 euros por litro, por lo que llenar el depósito de 55 litros cuesta hoy 67,48 euros, 5,22 euros más de lo que costaba el año pasado, cuando su cotización era de 1,132 euros por litro.
Esta subida se produce en la provincia de Ciudad Real, y en el conjunto de Castilla-La Mancha, en menor medida que en otras regiones por la entrada en vigor de los últimos Presupuestos Generales del Estado elaborados por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, aún vigentes en el país, y que armonizaban el tramo autonómico del impuesto de los hidrocarburos, que hasta entonces se fijaba por las comunidades autónomas. La equiparación se produjo al alza, por lo que otras regiones limítrofes tuvieron que aplicar el tipo máximo que Castilla-La Mancha ya aplicaba, por lo que al encarecimiento del combustible en lo que va de año hay que sumar, en estos territorios, el incremento vía impuestos del tramo autonómico.
El precio de la gasolina y del gasóleo ha proseguido esta semana su escalada y ha repuntado hasta casi un 1,7%, para tocar en plena Semana Santa nuevos máximos anuales, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea recogidos por Europa Press.
En concreto, el precio medio del litro de gasolina ha encadenado esta semana su decimocuarta subida consecutiva, y el gasóleo su tercera semana al alza.