El consumidor responsable no nace, se hace

S.L.H.
-

Durante una década, el programa 'Valores de Futuro' de BBVA ha estado presente en las escuelas españolas promoviendo el conocimiento financiero responsable entre los más jóvenes

El consumidor responsable no nace, se hace - Foto: David Pérez

Durante casi una década, el programa ‘Valores de Futuro’ de BBVA ha estado presente en las escuelas españolas promoviendo el conocimiento financiero entre los más jóvenes. En su décima edición, mantiene su vocación de convertir a estos jóvenes en adultos responsables en el uso del dinero, lo que les permitirá tomar mejores decisiones en el camino hacia sus metas futuras.
‘Valores de Futuro’ de BBVA es un proyecto enmarcado en la educación en valores que pone de manifiesto, un año más, la fuerte apuesta del banco por la educación, base del progreso y de las oportunidades. Se trata de un programa vivo que ha ido evolucionando con las necesidades de los centros educativos en esta materia. En este sentido, en su décima edición, ha incorporado dos nuevos talleres con nuevos contenidos que intentan cubrir los aspectos más demandados.
En el marco de este programa de educación financiera, el director de zona en Toledo, Jorge Arredondo, implementó el pasado 10 de mayo, en el IES Juanelo Turriano de Toledo el taller ‘Consumo responsable’ con los alumnos de 2º de la ESO.
El objetivo de este taller fue aprender cuáles son las situaciones habituales de consumo, valorando si eran responsables o no, así como reflexionar sobre el consumo responsable e identificar las diferencias de éste con el consumo en general, valorando los beneficios personal, sociales y medioambientales que conlleva una actitud responsable a la hora de consumir.
«BBVA tiene el propósito de poner al alcance de todos la nueva era y valoramos mucho la educación, ya que una excelente fuente de oportunidades y de crecimiento», dijo Arredondo a este diario.
Durante el taller, el director de zona de BBVA en Toledo preguntaba a los alumnos qué significaba para ellos el consumo responsable y anotaba en la pizarra las respuestas de los jóvenes. Al comienzo la timidez se apoderó del aula pero, poco a poco, los alumnos comunicaban qué significaba para ellos este concepto con palabras como gastar, usar y tirar, administrar o ser consciente de lo que uno compra.
Una vez terminada esta tarea, Arredondo les preguntó qué significaba ser un consumidor responsable o irresponsable, si para ellos este último término era más fácil de comprender. «¿Dejar la luz encendida es ser un consumidor responsable o irresponsable?», preguntó Arredondo, que arrancó un fuerte grito de todos: «Irresponsable».
Para concluir, separó a la clase en seis grupos para hacer una dinámica de fichas, en las que se exponía a los alumnos seis situaciones que tuvieron que analizar. Una de ellas preguntaba a los jóvenes qué deberían de hacer si recibían 100 euros por su cumpleaños: opción A, ahorrar 20 euros y comprarse unos pantalones; opción B, comprar un pantalón más barato y dos jerseys.
Esta actividad forma parte de los talleres, y se desarrollan de manera presencial en 400 escuelas a nivel nacional. A través de estas sesiones, los empleados del banco se convierten en transmisores de conceptos centrales de educación financiera, como son el ahorro, el consumo responsable, el presupuesto y la planificación entre otros.
En la provincia de Toledo, BBVA ha organizado estos talleres en 35 centros, atendiendo a un total de 375 clases, en las que han participado 9.443 alumnos y seis empleados de la entidad financiera.
A nivel autonómico, en estos diez años de vida del programa, BBVA se ha acercado a un total de 142 centros educativos e impartido estos talleres a 9.217 clases y 222.784 alumnos. Han participado 75 empleados.
plan global de educación financiera. Hace nueve años la entidad lanzó su Plan Global de Educación Financiera, siendo ‘Valores de Futuro’ uno de sus programas emblemáticos. Desde el inicio cerca de ocho millones de estudiantes han formado parte de este proyecto que ofrece talleres a niños y niñas de 6 a 16 años con el objetivo de fomentar valores asociados al uso del dinero, así como la adquisición de competencias de cultura financiera alineadas con el Informe PISA.
‘Valores de Futuro’ integra talleres participativos que fomentan la reflexión y el diálogo en el aula y son impartidos en los centros escolares y dinamizados por los profesores, contando en algunos casos con la colaboración de empleados de BBVA. Una oportunidad que va más allá del aprendizaje, al brindar a los jóvenes participantes la posibilidad de vivir una experiencia que potencia valores como el trabajo en equipo o el afán de superación.
Con motivo de los diez años del programa, en esta edición tan especial se han incorporado como novedad dos talleres destinados a alumnos de 3º y 4º de ESO. El primero, ‘Taller trabajo por cuenta ajena versus emprendimiento’, ha sido diseñado para que el alumnado conozca las oportunidades que ofrecen las nuevas formas de emprendimiento como una opción real para su futuro.
El segundo, ‘Taller inversión y tolerancia al riesgo’, trata acerca del buen uso del dinero desde la perspectiva de las inversiones, cuyo objetivo es que los alumnos comprendan conceptos como la inversión y los riesgos que conlleva, para que en el futuro se conviertan en ahorradores más consistentes.
Además, el programa reconoce y premia las mejores ‘campañas de ahorro’ diseñadas y puestas en práctica por los alumnos de los colegios participantes. A través de un concurso anual en el que participan centros escolares representantes de todo el territorio nacional.


Premios.

El programa reconoce y premia a las clases participantes en alguna de las modalidades del programa. Éstas tienen la oportunidad de compartir en la web sus trabajos o iniciativas a través de su participación en el programa.
En los concursos mensuales, la modalidad de participación son los talleres o ‘campañas de ahorro’. El premio son mochilas para clase.
Dentro del concurso anual, la modalidad de participación son las ‘campañas de ahorro’. La propuesta ganadora de Educación Secundaria será premiada con 5.000 euros; la propuesta finalista de 2º y 3º de Secundaria se llevará un premio de 1.000 euros; y las propuestas ganadoras de Educación Primaria se alzará con un premio de 2.000 euros.