4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados

Pilar Muñoz
-
4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados - Foto: Rueda Villaverde

Son algunas de las cifras de 12 años de éxitos acumulados en la Unidad de Seguridad Ciudadana, la primera que se creó en Castilla-La Mancha gracias al empeño del entonces teniente coronel de la Guardia Civil Vicente Pérez

La Usecic (Unidad de Seguridad Ciudadana) «fue un empeño» del entonces teniente coronel jefe de la Comandancia de Ciudad Real, Vicente Pérez, hoy general de División. A la mayoría (Interior y Dirección General) le pareció una idea descabellada al entender que una unidad de esas característica no era necesaria en Ciudad Real, ya que en Madrid se les antojaba una capital pequeña, sin caer en la cuenta de que es la tercera provincia de España más grande en extensión con la A-4, que une Madrid con Andalucía y utilizada por los narcos para el transporte de su mercancía.
La propuesta del entonces jefe de la Comandancia no cuajó hasta que fue planteada con la solución al problema que la obstaculizaba.
Se le dio el visto bueno hace 12 años, en 2007, pero con  reservas. «Hubo quien pensaba que no íbamos a tener buenos resultados, pero al poco de constituirse cogimos una de las mayores aprehensiones de droga en la provincia, si no la mayor», dice con orgullo Luis Carlos, uno de los veteranos de la Usecic que prefiere mantener en el anonimato su apellido. A pie de carretera, tras finalizar uno de los controles antiterrorista, contra el tráfico de drogas, armas ... explica a La Tribuna que el entonces teniente coronel jefe de Comandancia Vicente Pérez tuvo la idea de crear la Usecic en Ciudad Real y en Madrid no se entendía porque eran unidades más de costa, de grandes ciudades, pero  «se empeñó, lo consiguió y cuando se decía que no iba a tener buenos resultados cogimos 1.500 kilos de hachís en un control», asegura con una amplia y cómplice sonrisa.
Era septiembre de 2007, uno de los primeros controles que montaron en la A-4 (Autovía de Andalucía). «Un furgón se saltó el control establecido en Puerto Lápice, fuimos tras él y encontramos 1.500 kilos de hachís. A las dos o tres semanas otro coche se saltó un control, llevaba 736 kilos de hachís», recuerda el agente, quien asegura que en los doce años de existencia han sido «innumerables» las incautaciones de drogas y detenciones efectuadas por la Usecic.
Cuatro toneladas de hachís, más de 75 kilos de cocaína y cerca de 200 detenidos son algunas cifras que evidencian el éxito de los agentes de la Usecic de Ciudad Real, más conocidos como ‘los Lobos’ (efigie que muestran en su escudo). Su estreno en 2007 no pudo ser más espectacular: se incautaron de más de dos toneladas de hachís en dos operaciones. Estas dos toneladas de hachís suponen la mitad del total de kilos de esta droga aprehendidos por los agentes de la Unidad de Seguridad Ciudadana en la provincia, que ronda los cuatro mil kilos, cantidad a la que hay que sumar más de 150 kilos de marihuana y alrededor de 80 de cocaína, la mitad de los cuales, 44 kilos, fueron incautados en un control en la A-4 a la altura de Manzanares en marzo de 2013 camuflados en el interior de un vehículo que conducía un ciudadano albanés.
También se han intervenido más de 40.000 cajetillas de tabaco de contrabando, treinta mil de ellas el mes pasado en Membrilla, aparte de dinero en efectivo, joyas, efectos robados, como motores de riego y maquinaria agrícola, y hasta 3.500 kilos de atún en conserva que fueron sustraídos de un camión en Villarta de San Juan. El autor del robo pudo ser detenido al poco en Manzanares.
La cifra de detenciones por parte de esta unidad de élite de la Guardia Civil se acerca a las 200 a lo largo de esta docena de años. Una veintena de estas detenciones se efectuaron en junio del año pasado en una macrooperación llevada a cabo en Argamasilla de Calatrava, Almagro y Calzada de Calatrava vinculada a la operación en que varios miembros de la Usecic fueron tiroteados en Argamasilla de Calatrava en 2016.
Recibidos a tiros. El recibimiento a tiros por un delincuente habitual «marcó un antes y un después en la unidad», indica el teniente de la Usecic, Fabio Fernández, en alusión los hechos ocurridos el 4 de agosto en 2016 en Argamasilla de Calatrava. Los agentes de la Usecic fueron requeridos para la entrada y registro en una vivienda a raíz del enfrentamiento entre dos clanes. Se iban a intervenir armas de fuegos para evitar que las dos familias enfrentadas pasaran a la acción. El dueño de la casa les recibió a tiros y varios agentes de la Usecic resultaron heridos, dos de ellos de consideración. Son el cabo primero José Antonio Martín y el guardia Manuel Gutiérrez. Ambos fueron condecorados con la Cruz al Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo. El tiroteo de Argamasilla de Calatrava dio a conocer las acciones de la Usecic y supuso un antes y un después porque se les dotó de más medios, se mejoró la seguridad y se intensificaron los entrenamientos en situaciones y escenarios de riesgo.
La suya es una historia de éxito continuado desde su creación aunque sin la notoriedad de la que gozan desde aquella mañana de agosto de 2016. Estos éxitos se han escrito, sobre todo, en la lucha contra el tráfico de sustancias estupefacientes, con la incautación de grandes alijos. Pero los agentes a las órdenes del teniente Fernández también están preparados para actuar  en casos de tumultos, revueltas o disturbios como el de Piedrabuena  de 2016 y ante cualquier emergencia o ataque nuclear, radiológica, biológica o química. Las denominadas alertas NBRO, esto es, ataque o incidente nuclear, radiológico, bacteriológico y químico. «Es una unidad muy bien preparada», remarca con orgullo el jefe. 
 

4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados Rueda Villaverde
4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados - Foto: Rueda Villaverde
4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados Rueda Villaverde
4 toneladas de hachís, 75 kilos de cocaína, 200 apresados - Foto: Rueda Villaverde