Un play off como premio a una labor humilde

Eduardo Gómez
-

Manuel del Salto, presidente del Manzanares, destaca el mérito de su equipo, que este sábado inicia ante el Mengíbar la lucha por el ascenso a Primera División

Hicham (derecha) presiona a José López en el partido de la primera vuelta entre Manzanares y Mengíbar. - Foto: José Antonio Romero

Siete campañas después el Manzanares Fútbol Sala está a un paso de la Primera División. El equipo manchego inicia este sábado en su pista (19.30 horas) ante el Mengíbar la primera eliminatoria por el ascenso a la máxima categoría y se espera un magnífico ambiente en la ‘bombonera’. 
La directiva de la entidad trabaja estos días a destajo para que el encuentro sea una fiesta y la grada empuje a su equipo hacia la victoria, para meter presión a la escuadra jienense, que en ese caso estaría obligado a ganar los dos partidos restantes en su pista. 
Manuel del Salto no oculta que sí le han venido a la mente los recuerdos de aquella campaña 2011-12, en la que el Burela cerró el paso a la máxima categoría de los manzanareños, si bien, la situación del club ahora es muy diferente. Aquella eliminación estuvo acompaña de la renuncia a competir en Segunda División, como merecía por méritos propios, y en todo este tiempo, aprendiendo de los errores y con un trabajo incalculable, Manzanares vuelve a ser protagonista de noticias positivas en el fútbol sala. «Ahora el club está saneado y tiene unas bases sólidas, no tiene nada que ver con aquello. En la vida se aprende a base de golpes, pero gracias a un grupo de personas se sacó este proyecto adelante», repasó Del Salto.
Para el presidente manzanareño, haber acabado cuarto en la liga regular, clasificándose para el play off a falta de seis jornadas, «es un hito que creo no se ha valorado en su justa medida. Nos estamos midiendo a equipos de capitales de provincia y filiales de Primera, equipos que son profesionales, cuando en Manzanares todos tienen su trabajo. Lo que ha hecho este equipo tiene mucho mérito».
Por todo ello, pide a la afición que arropen al equipo este sábado en el inicio de una eliminatoria que él prevé «muy igualada. Los dos equipos somos parejos y todo se decidirá por pequeños detalles. Ninguno de los dos conjuntos tenemos como prioridad el ascenso y jugaremos sin presión. Además, se reunirán dos grandes aficiones, así que esperamos también una fiesta en las gradas».
Para Del Salto, ganar el primer partido será clave «porque entonces toda la presión iría para ellos, que deberían ganar los dos encuentros en su pista. Nosotros tendríamos una bala en la recámara y ellos no».
Las relaciones entre las dos entidades «son muy buenas» y se ha acordado que los precios sean los mismos tanto en Manzanares como en Mengíbar (entrada general 12 euros). Los socios pagarán 10 euros y los socios VIP tendrán entrada gratuita.