Una familia de Tomelloso acumula la mayor parte de positivos

H. L. M. / LT
-

Ciudad Real alcanza los 22 casos por coronavirus, cuatro en Daimiel donde ya se encuentra Rubén Rincón, en cuarentena en su vivienda tras ser trasladado ayer

Una familia de Tomelloso acumula la mayor parte de positivos - Foto: RUEDA VILLAVERDE

h. l. m. / lt / ciudad real
El número de pacientes que han dado positivo por coronavirus pasó este miércoles de 8 a 22 en la provincia de Ciudad Real. Se trata de un incremento debido a un foco que se ha producido en la comarca de Tomelloso. El consejero de Sanidad, Jesús Fernández, explicó este jueves que es un foco por agregación de casos. Según fuentes consultadas se trata de una amplia familia que ha contado con varios casos de contagio entre sus integrantes y que tras realizarse la toma de la muestra en el Hospital de Tomelloso se ha marcado este centro como el punto de referencia. La amplitud de pacientes, aproximadamente la mitad de los 22 que hay en la provincia, marcan que sea el mayor foco actualmente de positivos. 
Hay que tener en cuenta que este incremento no tiene que ver con el primer caso de la provincia, el de un tomellosero que viajó a Italia y que lleva en cuarentena desde la pasada semana, sin que haya habido casos positivos en su entorno próximo, como ya avanzó La Tribuna el pasado lunes.  
El segundo foco en la provincia se encuentra en Daimiel, donde según el Ayuntamiento hay cuatro casos diagnosticados de COVID-19. «El Servicio de Epidemiología tomó el martes muestras a aquellas personas con algún tipo de contacto con los casos confirmados para mayor control y vigilancia; quedando en cuarentena para observación de temperatura y síntomas». Uno de estos daimieleños es Rubén Rincón, un paciente que tras dar positivo y estar aislado en el Hospital general de Ciudad Real, ayer fue trasladado a su domicilio en Daimiel para seguir con el tratamiento y las indicaciones sanitarias. «Por suerte vivo en una casa grande y me he acomodado en una de ellas para estar solo», explicó Rincón, quien estará tres semanas en ese aislamiento, dos por el tiempo marcado de la enfermedad y otra más para confirmar que el virus ha desaparecido. «Es un alta pero debo seguir con el mismo aislamiento», indicó el paciente daimieleño. El traslado de la capital hasta su vivienda se hizo en ambulancia desde el centro sanitario sin que hubiera contacto con personas que no contarán con protección en todo el recorrido.