26 pacientes renales de la provincia reciben un trasplante

Hilario L. Muñoz
-

Otras 35 personas con enfermedad renal siguen pendientes de ser llamados para un trasplante en Ciudad Real, donde hay 250 en hemodiálisis y 42 en diálisis peritoneal

26 pacientes renales de la provincia reciben un trasplante - Foto: Tomás Fernández de Moya

Hoy 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón con el lema ‘España, lista para frenar la Enfermedad Renal’ y que busca tomar medidas para mejorar la alimentación y atender a la población de riesgo. Se trata de una fecha que estará marcada por la crisis del coronavirus por lo que no se celebrarán actos en la calle, ya que los trasplantados renales son población de riesgo. Con todo, desde la Asociación para la Lucha contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) quisieron celebrar esta jornada aportando los datos de un 2019 en el que 26 pacientes salieron de la lista de espera para ser trasplantados, cuatro más de los que hubo en 2018, según los datos de la propia organización. En total, se han realizado 17 trasplantes en Toledo, tres procedentes de donante vivo que se han realizado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid y otros seis que se han producido en La Mancha Centro, donde hay servicio de Nefrología. El presidente de Alcer, Pablo León, recordó que en 2018 hubo menos donaciones en la provincia, lo que muestra un buen dato.
Con las cifras del pasado año, Ciudad Real cuenta con 35 pacientes en lista de espera, cinco más de las que había el anterior. En este caso hay que tener en cuenta que 62 pacientes comenzaron ciclos de hemodiálisis en la provincia y quince la diálisis peritoneal, aquella que se realiza en el propio hogar, bien por la noche o cada cuatro horas. En concreto, la primera es la que debe efectuarse cada 48 horas en centros sanitarios e implica conectarse durante varias horas a una máquina para la limpieza completa de toda la sangre del cuerpo, lo que conlleva varias horas y traslado desde la zona hasta el hospital.  «Cada vez vivimos más y a partir de los 75 años, la mitad de los pacientes, normalmente tienen una patología renal de cualquier tipo», lo que implica que se espera un incremento debido al aumento de la esperanza de vida de las personas.
Con estos pacientes, a 31 de diciembre, había 250 personas en hemodiálisis, repartidos en 85 pacientes en el Hospital General Universitario de Ciudad Real, 80 en el centro Nuestra Señora del Prado, 52 pacientes en Alcázar de San Juan y 33 en Puertollano. A los que hay que sumar los 42 pacientes que realizan diálisis en su casa. En total son 292 pacientes, cinco menos que el año pasado, fruto de un descenso de las diálisis, había 258 el año pasado, y un aumento de la segunda, eran 39. «Se trata de un descenso mínimo», explicó León, quien apuntó que «la diálisis peritoneal todos los años va subiendo en la de casa». De hecho el incremento es mayor si se observa el crecimiento en los últimos años al pasar de 10, hace apenas tres años a más de 40 pacientes que se hace la diálisis en casa actualmente. Un factor clave para la gente joven y que espera un trasplante, ya que llega mejor en «el momento de ir al trasplante» que los de hemodiálisis.
Estas cifras y los mensajes en redes son las únicas acciones de Alcer en este 12 de marzo, ya que los trasplantados y personas en hemodiálisis son pacientes de «mucho riesgo» con el coronavirus. Desde Alcer explicaron que están muy preocupados y por eso han decidido suspender todos los actos. Además ha habido otras medidas en clínicas como prohibir que haya acompañantes al acudir a diálisis.