Felicitación por cumplir con la normativa de autocaravanas

La Tribuna de Ciudad Real
-

Los empresarios de camping de Castilla-La Mancha felicitan a la Diputación de Ciudad Real por el cumplimiento de la normativa sobre autocaravanas

Felicitación por cumplir con la normativa de autocaravanas

Tras casi un año desde la presentación del proyecto para la creación de una red de áreas de autocaravanas impulsadas por la Diputación de Ciudad Real, varias localidades han inaugurado sus instalaciones, con el objetivo de hacer de la provincia un referente en esta modalidad de turismo. Los empresarios de camping de Castilla-La Mancha (AECCAM) consideran que el número total, 20, es "excesivo", ya que existen otros establecimientos que pueden alojar y alojan a estos turistas. Aún así, este colectivo se congratula de que estas áreas estén cumpliendo las condiciones que marca el Decreto 94/2018, de 18 de diciembre, por el que se regula la ordenación de los campings y de las áreas para autocaravanas de Castilla-La Mancha, en cuanto a lo que se refiere a la recepción de visitantes, vigilancia, limpieza, mantenimiento, etc.

A través de un comunicado, AECCAM explica que esta nueva oferta de alojamiento para autocaravanas se une a la ya existente de campings en la provincia, que ofrecen una mayor cantidad y calidad de servicios, actividades e instalaciones para los autocaravanista, así como para el resto de turistas amantes del camping y el caravaning.

AECCAM, con el objetivo de apostar por la buena imagen del autocaravanismo y en pos de un turismo sostenible, seguro y respetuoso con el medio ambiente, solicita a la Administración provincial y regional el cumplimiento de los preceptos del citado decreto, no solo para las áreas de pernocta de autocaravanas ya existentes (que desde el 1 de enero de este año deben adaptarse al Decreto), sino para la vigilancia de la pernocta en autocaravana en lugares no autorizados (campings y áreas de pernocta). Recuerda que la acampada libre está prohibida en el medio natural de nuestra región. Por tanto, y en aras de la seguridad de la ciudadanía, así como de garantizar la protección de nuestros montes, bosques y parajes naturales, considera necesario el control de viajeros que es obligatorio en cualquier establecimiento turístico.