El comercio local, más conectado que nunca

Ana Pobes
-

Sergio Fernández ha sido el artífice e impulsor de la aplicación The Neo Market, un escaparate donde adquirir productos de comercios de Ciudad Real al estilo Amazon pero con «envíos rápidos y baratos»

El comercio local, más conectado que nunca - Foto: Pablo Lorente

Tras un proceso «largo y arduo» por fin ha visto la luz la app The Neo Market. Una aplicación al más puro estilo Amazon con la que los usuarios podrán adquirir productos de comercios de Ciudad Real y los comerciantes podrán ofrecer todos sus productos a través de esta aplicación con el fin de acercar el comercio local a las nuevas tecnologías. Un escaparate en el que poder buscar el artículo deseado por cercanía y zonas o incluso por ofertas. Su descarga e instalación es gratuita y permite también al consumidor contactar con el establecimiento a través de WhatsApp y  ver los productos de la tienda en su propio espacio. El objetivo, dinamizar el comercio local.
Su artífice e impulsor ha sido Sergio Fernández, de 33 años y arquitecto de inteligencia artificial de profesión, quien hace unos cuatro años tuvo la idea de crear esta aplicación a raíz de su propia experiencia personal. «Estuve viviendo una temporada en Barcelona y vi el proceso de pérdida de comercios. Entraron franquicias y los comercios locales tuvieron que cerrar. Eran los últimos años de la crisis. A partir de ahí tuve mis propias experiencias personales. Me fui a vivir a Madrid. Era verano y quería una colchoneta hinchable con un lugar donde poder poner un vaso o una copa, me bajé a los centros comerciales y no lo encontré. Ahí  me di cuenta de que si previamente hubiera sabido que no lo tenía cerca  hubiera ido a tiro hecho», comenta al tiempo que lamenta la desunión que existe entre los comerciantes, donde «cada uno va por separado y no hay preparación en el mundo digital». Y ahí nació The Neo Market, donde la finalidad es «unirnos todos para hacer fuerza común y un marketplace (espacio donde descubrir, comprar y vender artículos en tu ciudad de forma práctica)». Un método muy sencillo, explica, que «permite al comercio publicar ofertas impactando a la gente».  
Y es que, uno de los principales objetivos de la aplicación, que todavía se encuentra en pruebas, es que sea «cómoda para el usuario y el vendedor», y en eso es en lo que se está dedicando en cuerpo y alma tras su puesta en marcha hace tan solo una semana. Así, en un futuro se incorporarán más categorías para «que sea más fácil la filtración» y en diciembre como fecha marcada en el calendario se prevé que llegue también a otros municipios de Ciudad Real e incluso a otras provincias de la región. La incorporación de perecederos será otras de las novedades, y llegará, posiblemente, en noviembre. Los envíos «se harán lo más rápido y baratos posible con el fin de tener el pedido en casa en menos de una hora», una de las maneras de poder competir con grandes marcas digitales como Amazon, que «tiene coste de envío y tarda alrededor de tres días en su entrega». Y ahí, insiste, «tenemos una oportunidad».    
La aplicación cuenta ya con más de 70 artículos y unos 60 comercios suscritos. Cifras, que van en aumento cada día, por lo que su creador confía en el éxito de esta app en la que ha puesto toda la carne en el abrasador. «Mi objetivo es seguir adelante y expandirnos para que esto llegue a más sitios. De momento tenemos que hacer que el usuario y el comerciante se sientan cómodos para que se establezca y poder crecer». Pero los inicios no han sido fáciles, pues «el panorama para el emprendedor mayor de 30 años es muy  complicado. Está todo preparado para los menores de 30 años, a quienes se les da la mayoría de las ayudas y lo tienen más fácil. De lo contrario, es muy difícil», reconoce.  
Su idea ha sido posible gracias a   la subvención de la Cámara de Comercio, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la Secretaria de Estado de Comercio, con la que «la aplicación estará cubierta hasta diciembre». A partir de entonces, habrá que hacer números y definir el plan de negocio. «El interés es que haya muchos establecimientos a los que les funcione y así poder ganar algo de dinero con ello y mantener la empresa», pues a sus 33 años se ha sumergido en el mundo de los autónomos creando además su propio negocio, y que no podía llamarse de otra manera, The Neo Market. Una nueva aventura que compaginará con su empleo pero con el entusiasmo del éxito.