Condenado a un año de prisión por agredir a un médico

D. R.
-

El suceso tuvo lugar el jueves de la semana pasada y el agresor no tendrá que ingresar en la cárcel a cambio de abonar una multa y realizar trabajos comunitarios durante 120 días.

Hospital Santa Bárbara de Puertollano. - Foto: Pablo Lorente

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano ha condenado a un joven a una pena de un año de prisión por un delito de atentado contra la autoridad. En concreto, por agredir a un médico en el Hospital Santa Bárbara de la ciudad industrial el jueves de la semana pasada, motivo por el cual fue detenido en ese momento por la Policía Nacional.
Tal y como relató el propio agredido a este diario, los hechos ocurrieron sobre las 16.40 horas del pasado jueves cuando se encontraba de guardia. Tras haber operado a un joven, de unos 20 años de edad, éste se puso «muy nervioso» y «a gritos y con malas palabras» exigía al personal de Enfermería que quería marcharse. Tras ello, el propio facultativo acudió a hablar con el paciente para hacerle ver que no era lo aconsejable al encontrarse en plena recuperación tras una intervención quirúrgica.
Sin embargo y tras la insistencia del paciente, «que no paraba de insultar y maldecir», se le firmó el alta voluntaria pero cuando iba a firmarla el recién operado pidió que se le diera una medicación que él comenzó a demandar y «se enoja y grita mucho, y se me abalanza y veo que trata de agredirme, tras lo cual yo me limito a cubrirme y evitar una pelea en todo momento, sobre todo porque soy bastante más corpulento que él, y llamamos a seguridad». Inmediatamente se personaron efectivos de seguridad del Hospital y después llegó la Policía Nacional, que se lo llevó detenido, «siguiendo muy nervioso».
Por su parte, el médico observó que tenía una lesión en el antebrazo y, al no considerarla grave, siguió trabajando ese día. Más tarde, la Policía se personó en el centro hospitalario para entregarle una citación judicial por este asunto. Al día siguiente, viernes, el doctor se personó ante el Juzgado a declarar y se le pidió que le viera un médico forense para analizar la gravedad de las heridas sufridas. Tras ello, el lunes de este semana continuó con el trámite burocrático y desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) se le ofreció asistencia jurídica.
Al día siguiente, este martes, tuvo lugar el juicio. El agresor reconoció los hechos y pidió disculpas, correspondiéndole una pena de seis meses de prisión por un delito de lesiones leves, si bien la defensa del médico pidió que se tratara como agresión a la autoridad, castigado con un año de cárcel. Finalmente, ésta fue la pena impuesta por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Puertollano.
No obstante, al ver que el condenado tenía tres condenas previas y, por tanto, tendría que entrar en prisión, se acordó que para evitar la cárcel tenga que realizar trabajos a la comunidad de «cumplimiento estricto» durante 120 días y proceder al pago de una multa de 90 euros a la víctima y otra que supera los 200 euros a la Administración.
Por su parte, el facultativo agredido indicó a este diario que el objetivo que se ha buscado pidiendo tratar este asunto como atentado contra la autoridad responde a una cuestión «disuasoria» para «evitar que se repitan este tipo de situaciones», a la par que agradeció la ayuda y atención recibidas por parte del Sescam y del Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real.


Apoyo del COM. El Colegio Oficial de Médicos (COM) de Ciudad Real lamenta y condena esta agresión y recuerda que ofrece «asistencia jurídica colegial gratuita, y que se le puede asesorar de los pasos que tiene que ir dando desde la denuncia hasta la resolución del conflicto». Además, se podría personar como acusación en el proceso si es requerido. Y añade que «es preciso garantizar que los profesionales sanitarios realicen su labor en condiciones de máxima seguridad. En definitiva, tolerancia cero a las agresiones a sanitarios».