scorecardresearch

Aragonès no aceptará la "presión" de Moncloa con El Prat

Europa Press
-

El president no renuncia a la inversión del aeropuerto y asegura que la confrontación no afectará a la mesa de diálogo

Aragonès no aceptará la "presión" de Moncloa con El Prat - Foto: Enric Fontcuberta

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este jueves que no renuncia a la inversión para ampliar el Aeropuerto de Barcelona-El Prat, pero ha avisado de que se debe hacer en consenso y que no aceptará la "maniobra de presión" del Gobierno central.

En rueda de prensa desde el Palau de la Generalitat, después de que el Gobierno haya paralizado la inversión en el Aeropuerto, ha defendido que es posible mejorar la infraestructura sin afectar al entorno natural de La Ricarda y ha pedido volver al acuerdo entre ambos gobiernos del 2 de agosto, que, según él, establecía que la ampliación se concretara en el plan director en los próximos dos años, y no en el Documento de Regulación Aeroportuaria (Dora) durante septiembre.

Considera que el anuncio del Gobierno del miércoles es una "maniobra de presión para que el Govern acepte acríticamente y sin posibilidad de hacer ninguna enmienda" el proyecto inicial de Aena, y ha advertido de que no lo aceptarán.

"Nosotros lo que no haremos ahora es una dinámica de chantaje en la que nos ponen la pistola en el pecho y nos dicen: o se destroza La Ricarda o no se mejora el Aeropuerto", ya que cree que lo que quiere el Gobierno es que, tras anunciar que paraliza la inversión, ahora la Generalitat vaya detrás del Ejecutivo de Pedro Sánchez y acepte el proyecto de Aena.

Considera que esto demuestra la "falta de voluntad crónica del Estado a invertir en Cataluña" porque cree que, si realmente el Gobierno quería hacer esta inversión, la habría hecho con consenso, explorando todas las alternativas y con el tiempo suficiente para cerrar un acuerdo.

Después de que tanto Aena como el Gobierno hayan descartado invertir en el Aeropuerto hasta dentro de cinco años, Aragonès ha subrayado que no renuncia a la inversión pero ha exigido hacerla de forma correcta y preservando el entorno natural: "Nosotros no queremos renunciar a una inversión pero la queremos hacer bien hecha, con consenso y mirando alternativas, y esto quizás necesita tiempo".

"Nos quieren poner entre la espalda y la pared: 'o aceptáis como lo queremos hacer nosotros o nada'. Es claramente un chantaje", y ha señalado que no entiende las prisas por hacer esta ampliación cuando, a su juicio, en otras ocasiones han pospuesto inversiones en Cercanías.

Asimismo, Aragonès ha criticado que el Gobierno diga que retira la inversión por declaraciones públicas y tuits de miembros del Govern, ya que "una inversión de 1.700 millones de euros no se decide en base a declaraciones públicas", y ha apuntado también a que, según él, quieren esconder las divisiones internas entre el PSOE y Unidas Podemos, y que no tienen el consenso de los ayuntamientos de Barcelona y El Prat, donde gobiernan juntos.

"¿Alguien piensa que se decidan estas cosas mirando unas declaraciones o un tuit y no en los posicionamientos y en el trabajo técnico de los gobiernos? Son malas excusas para intentar poner el sambenito a otro e intentar esconder las contradicciones internas en el Gobierno español", ha aseverado.

 

Traspasar las competencias

Así, el presidente catalán ha destacado que los dos gobiernos llegaron a un acuerdo el 2 de agosto, que era un "buen punto de partida", por lo que ha reclamado volver a este pacto.

Para él, lo importante de ese acuerdo era que la concreción de la ampliación se tenía que abordar en el plan director, que incluye a los ayuntamientos afectados y que se tenía que hacer en los próximos dos años, y que empezaron a cuestionar el proyecto cuando han conocido el proyecto del Dora, que "destruye" La Ricarda y cree que no iba a superar la validación de la Comisión Europea.

En este sentido, ha pedido al Gobierno rectificar y ha argumentado que "debe ser posible mejorar la competitividad del Aeropuerto asegurando la preservación medioambiental; debe ser posible y será posible".

Sin embargo, ha expresado su desconfianza en que el Gobierno rectifique porque cree que su manera de gestionar el Aeropuerto es a través de la "imposición" y ha afirmado que la única manera de garantizar el futuro de las infraestructuras catalanas es que se traspasen las competencias y se gestionen desde la Generalitat.

"Cuando lo decide el Estado, no hay ni prosperidad ni preservación medioambiental", ha recriminado el presidente de la Generalitat.

Preguntado por las declaraciones del presidente de Aena, Maurici Lucena, que ha dicho que publicarán toda la documentación técnica de las reuniones, el jefe del Ejecutivo catalán ha replicado que le sorprende pero "así quedará claro" que lo que habían acordado es definir la ampliación del Aeropuerto en el plan director y que el Dora fuera genérico sin concretarlo.

 

Mesa de diálogo

Sobre si este asunto afectará a la mesa de diálogo prevista para la semana que viene, Aragonès lo ha rechazado: "La semana que viene no iremos a discutir de infraestructuras", sino que hablarán sobre como solucionar el conflicto catalán, y ha descartado mezclar este asunto con otros como la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

"No renunciaré a defender la autodeterminación y la amnistía por el boicot del Gobierno español a la ampliación sostenible del Aeropuerto", y ha añadido que no solo no afecta, sino que da más fuerza al Govern para ir a esta mesa de diálogo, pese a que considera que hay mucha gente que espera que esta mesa fracase.

Además, ha alertado de que lo que busca el Gobierno con esta cuestión es buscar la división en el Govern, pero ha garantizado que la respuesta será la "máxima unidad".