La caída de las cotizaciones agudiza el déficit de pensiones

I. Ballestero
-
La caída de las cotizaciones agudiza el déficit de pensiones - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Ciudad Real apenas cubrió con cotizaciones sociales seis de cada diez euros que el Estado desembolsó en el territorio para el pago de las pensiones contributivas, que superó los 1.095 millones en el año 2018

La provincia de Ciudad Real sacó el año pasado más de 426,66 millones de euros de la hucha de las pensiones para pagar a los beneficiarios de las pagas contributivas en su territorio. De la hucha, y de los préstamos que el Ejecutivo tuvo que pedir para cuadrar los números del sistema de pensiones, cuya reformulación encalló en una mesa de partidos que apenas alcanzó para recomendar la revalorización de las pagas conforme al encarecimiento de la vida (el Índice de Precios de Consumo, IPC), y poco más. La caída en las cotizaciones sociales y el incremento en la nómina de pensiones, superior al experimentado por el salario medio en el territorio, hizo que el déficit de la provincia con el conjunto del sistema fuera el más elevado desde que la Seguridad Social ofrece estos datos por distribución geográfica, año 2013, después de que Ciudad Real apenas cubriera seis de cada diez euros de las pensiones a través de los ingresos por cotizaciones sociales.
Ciudad Real es una provincia deficitaria para el sistema público de pensiones. Hasta ahora, el territorio, como otros muchos del resto del país, se beneficiaba del fondo de ahorro de la Seguridad Social, de la llamada hucha de las pensiones, en un sistema que permitía compensar los ingresos y los gastos totales y que hacía que sólo se cargara a ese fondo el coste de las dos pagas extraordinarias de los pensionistas. El problema es que la hucha empezó a tener tan sólo una tapa, la de salida, y el colchón de la Seguridad Social fue menguando hasta tocar fondo el año pasado, cuando el Ejecutivo tuvo que financiar a través de deuda, contrayendo préstamos, el abono de las pagas extraordinarias a los pensionistas. El fin de la hucha de las pensiones coincidió, además, con el año más deficitario para el sistema en la provincia de Ciudad Real, que sacó más de 1.095 millones de euros para sus pensionistas pero ingresó apenas 668,7 a través de las cotizaciones sociales.
Nunca antes, en los últimos seis años, la diferencia entre el pago de las pensiones y los ingresos por cotizaciones sociales en la provincia de Ciudad Real había sido tan grande. Las cifras corresponden todas a los detalles presupuestarios de la Agencia Tributaria. El año pasado, los ingresos por cotizaciones sociales en la provincia de Ciudad Real alcanzaron los 668.777.062,23 euros, la cifra más baja desde 2013. De hecho, en ningún ejercicio hasta ahora los ingresos por cotizaciones sociales habían bajado de los 700 millones de euros en la provincia. El repunte en las pensiones, que volvieron a marcar un nuevo techo el pasado año alcanzando los 1.095.445.785,5 millones de euros, supuso que la cobertura de las pensiones a través de las cotizaciones sociales sólo alcanzara el 61 por ciento, la cuota más baja en seis años.
El incremento del déficit para el sistema corta una ligera progresión al alza en la provincia de Ciudad Real, que había alcanzado en el año 2017 un 72,79 por ciento en la cobertura de las pensiones a través de las cotizaciones sociales, sacando ‘solo’ 286,18 millones de euros de la hucha para ajustar el pago de las pensiones. En los años anteriores, la provincia había alcanzado siempre cuotas superiores al 70 por ciento de cobertura a través de las cotizaciones (731,17 millones en 2016 por 1.024,25 millones de pensiones; 716,6 millones frente a 999,2 en 2015; y 716,11 millones en cotizaciones frente a 976,7 millones en pensiones en 2014); y sólo en el año 2013 la cobertura cayó del 70 por ciento, aunque el agujero (364,99 millones) no alcanzó la cifra de 2018 (fueron 1.092,81 millones en pensiones y 727,81 en cotizaciones).