La sala de exposiciones se somete al cambio de cristalería

M. Lillo
-
La sala de exposiciones se somete al cambio de cristalería - Foto: [PABLO LORENTE; Pablo Lorente]

La reforma de este nuevo espacio para muestras, radicado en el corazón de la ciudad, encara una nueva fase para su modernización y eficiencia energética

La planta baja de la Casa Consistorial todavía debe afrontar una nueva fase de obras antes de volver a convertirse en una sala de exposiciones y de recuperar estas dependencias para la cultura de la ciudad. En los próximos días, se enfrentará al cambio de la carpintería metálica y de la cristalería, unas actuaciones que buscan su modernización y eficiencia energética, según informó a este diario el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, quien recordó que esta nueva fase se enmarca dentro de la Estrategia Urbana Sostenible Integradora (Edusi).
Los trabajos se desarrollarán durante alrededor de un mes y vendrán a completar las obras que ya se han llevado a cabo. Entre ellas destaca el cambio del suelo de esta sala, así como la instalación en el centro de esta sala de «una imagen de la constelación de Alfonso X», que estará en el suelo e iluminada y junto a los escudos municipales.
Sin embargo, Urbanismo desconoce aún la fecha en la que será posible la reapertura de estas dependencias, que tienen por objetivo convertirlo en un espacio expositivo en pleno corazón de la ciudad, un espacio abierto al mundo de la cultura. «A finales o inicio de legislatura», comentó el edil sin concretar una fecha exacta.
Este proyecto se arrastra sin embargo de la anterior legislatura. En abril de 2015, la entonces alcaldesa, Rosa Romero, anunció la recuperación de estas dependencias como sala de exposición, una finalidad que ya tuvo tiempo atrás pero que después dio paso a otras utilidades, como la de registro municipal.
Tras multitud de anuncios y fechas, las obras arrancaron en febrero de 2018 y se ha materializado en una primera fase de actuaciones de reforma. No obstante, esta sala, ubicada a los pies de la propia Casa Consistorial, se someterá ahora a un nuevo proceso que pasa por la renovación de la carpintería y a cristalería, para afrontar después su uso expositivo por los colectivos culturales de la ciudad.