Instala las trampas y feromonas por la procesionaria

M. Lillo
-
Instala las trampas y feromonas por la procesionaria - Foto: Alberto Rodrigo

La edil anima a los vecinos que localicen esta oruga en pinos de la ciudad a que lo comuniquen mediante la Línea Verde o contacten con el servicio municipal

La Concejalía de Medio Ambiente trabaja estos días en la instalación «de trampas y feromonas» para hacer frente a la procesionaria que se ha detectado en algunos árboles de la capital y que en estas fechas obliga a actuar a los efectivos de Parques y Jardines. En este sentido, la concejala del área, Manuela Nieto, se refirió a la labor que se ha venido realizando para combatir la procesionaria, primero, retirando los nidos de esta oruga que se detecta principalmente en los pinos y ahora «con la instalación de trampas y feromonas», del mismo modo que comentó que en algunos casos se está actuando con la aplicación de endoterapia.
La concejala indicó que en días pasados se habían comunicado cuatro incidencias relacionadas con la procesionaria a través de la Línea Verde y a las que se les había dado respuesta, dijo. De este modo, animó a los vecinos a que utilicen esta herramienta para trasmitir los casos que detecten en la ciudad, ya que los técnicos las revisan a diario esta aplicación telemática e intentan agilizar las actuaciones para darles solución, de manera que la colaboración ciudadana puede servir de complemento a la labor que realizan.
De este modo, explicó que en la retirada de los nidos de la procesionaria no sólo han trabajado los efectivos del área municipal de Parques y Jardines, sino también los trabajadores de la empresa adjudicataria del mantenimiento de las zonas verdes fuera de ronda, que habían desarrollado esta labor en semanas anteriores para poner freno a esta plaga. No obstante, comentó que en algún caso, se les ha podido «pasar» la retirada de los mismos o que no ha sido la solución, de manera que insistió en que actualmente se están instalando las trampas para atajar la procesionaria en el arbolado de la ciudad.
Además, se refirió a la endoterapia que se aplica en los pinos frente a la procesionaria, una técnica que también se aplica frente a la galeruca, que en este caso afecta principalmente a los olmos.
En este sentido, la edil de Medio Ambiente reconoció que las orugas de la procesionaria pueden causar problemas graves a los animales que se puedan acercar, lamer o masticar estas orugas, de manera que los propietarios de las mascotas deben extremar la precaución  frente a estas orugas.  
La procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos y debe su nombre de ‘procesionaria’ a que se desplaza en grupo de forma alineada, a modo de procesión. Este lepidóptero es un defoliador que se constituye una plaga.