Los hoteles rozan el lleno, pero temen anulaciones si llueve

M.Lillo
-
Los hoteles rozan el lleno, pero temen anulaciones si llueve - Foto: [PABLO LORENTE; Pablo Lorente]; Pablo Lorente

El índice de reservas es del 90 ó 100% para los días fuertes en la capital y Campo de Calatrava, aunque los alojamientos reconocen su «incertidumbre» por el tiempo

Con un «buen nivel de reserva». Así están ya muchos de los hoteles de la capital y de parte de la provincia que esperan con ganas la celebración de la Semana Santa, que mueve año tras años a miles de visitantes con el objetivo de disfrutar de los desfiles procesionales de nuestra tierra. La ocupación para los días ‘fuertes’ de la Semana de Pasión, esto es, para Jueves Santo, Viernes Santo y Sábado Santo, los hoteles están ya 90 o 100 por cien en la capital y en la zona de Campo de Calatrava, mientras que en el resto de la provincia el índice de reservas es «muy variado» y se sitúa «entre el 40 y el 60%» en razón de cada zona, según informó a este diario la gerente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hotelería, Cristina Miranda.  
«El nivel de reservas es muy bueno, como en otros anteriores», subraya Miranda al mismo tiempo que pone el acento en la incidencia que tiene la Semana Santa en los alojamientos turísticos de la provincia y, por tanto, en parte de la economía de la tierra.
Sin embargo, no esconde uno de los factores que pueden echar por tierra esas buenas expectativas. La lluvia puede ‘aguar’ la previsión de ocupación de muchos negocios turísticos y por eso ven con «incertidumbre» la evolución meteorológica. Así, si estos días los cofrades miran al cielo, no lo hacen menos los responsables de los hoteles, ya que se trata de un periodo que tiene una gran incidencia en su contabilidad. De hecho, Miranda recordó que la Semana Santa se considera temporada alta en los hoteles y, junto a Fenavin, es una de las pocas citas en las cuales el sector puede aumentar la estancia media (actualmente situada en 1,6 días) y recuperar parte del precio que tiene de forma habitual, cuestión en la que Ciudad Real figura a la cola de España.
Las posibles precipitaciones darían al traste con eso. El sector teme que, de registrarse lluvias en los días fuertes de la Semana Santa, habría anulaciones de reservas y eso sería una mala noticia para los hoteles. En este sentido, recordó que se trata de un tipo de turismo que está muy vinculado a las procesiones, ya que muchos de ellos acuden a la capital para disfrutar de su Semana Santa de Interés Turística Nacional y, en el caso de que lloviera, no podrían disfrutar de las mismas, por lo que espera que se pueda disfrutar de «una buena Semana Santa».
Desde el Hotel Parque Real de la capital confirman las buenas sensaciones que ya hay para esta Semana Santa. Su nivel de ocupación es del 99 por ciento, con solo una habitación libre de momento del Jueves al Sábado Santo y confían en que la lluvia no sea un problema en esta ocasión. Entre sus visitantes, apuntan a algunos que tienen como punto de parada Ciudad Real tras su paso con Andalucía o de camino a dicha comunidad autónoma.
En Casa Pepe el nivel de ocupación va bien, aunque «el tiempo quita y pone», explica su responsable, José Crespo, mientras que desde la Mancomunidad Campo de Calatrava subraya que hay alojamientos que están 100 % de reservas, ya que la previsión es que entre 100.000 y 120.000 personas disfruten de la Ruta de la Pasión Calatrava. Así lo afirmó a este diario el presidente la mancomunidad, Miguel Ángel Valverde, quien destacó la «inyección económica» que supone la Semana Santa para estos pueblos de la provincia y reconoció la importante labor de las hermandades para mejorar su organización en los desfiles procesionales. «La ventaja de esta semana es que no sólo es una localidad, sino que son el conjunto de las localidades de la provincia» las que se benefician del tirón de la Semana Santa. «Y no sólo afecta al tema hotelero, sino también al hostelero, ya que es seguramente la semana en la que se trabaja con más actividad durante todo el año», concluyó Valverde.