El cribado de colon detecta un cáncer cada semana desde 2016

HIlario L. Muñoz
-
El cribado de colon detecta un cáncer cada semana desde 2016 - Foto: Tomás Fernández de Moya

La iniciativa cumple tres años con 633 adenomas de alto riesgo y 160 tumores descubiertos

El programa de cribado de cáncer de colon cumple en 2019 su tercer año desde su implantación en Castilla-La Mancha y en Ciudad Real muestra datos que resumen la importancia de este sistema para atajar tumores en fases tardías. De hecho, entre las seis gerencias sanitarias de la provincia, los seis hospitales de referencia, se estima que cada semana con este cribado se ha detectado un cáncer de colon. En concreto han sido más de 160 cánceres de colon en estadios precoces, a los que hay que sumar 633 adenomas de alto riesgo.
La población diana de este cribado son 151.457 personas, todos los ciudadrealeños y ciudadrealeñas de entre 50 y 69 años. «Con datos recogidos durante la semana pasada se había invitado a participar en una primera vuelta a 128.625 ciudadanos, lo que supone el 87,92 por ciento de la cobertura del programa en el momento actual», explicó el Sescam en un comunicado. De las personas con las que se han puesto en contacto se han recogido 40.477 test válidos, lo que supone una participación del «32,41 por ciento» en la provincia. Desde el Sescam han apuntado que ya han iniciado una segunda vuelta, a la que ya han sido invitados 10.799 ciudadanos para que se realicen la prueban, un test de sangre en heces, que se realiza recogiendo una muestra, en un dispositivo adecuado, y llevándolo a un centro de salud. El porcentaje de positivos con estos tests es del 6,11 por ciento, lo que implica que han sido necesarias 3.149 colonoscopias de cribado.
«Solo un 32,4 por ciento de la gente que recibe cartas se benefician porque los que diagnostican de forma asintomática por este sistema mejoran la supervivencia a más del 90 por ciento a cinco años», explicó el jefe de la unidad de Digestivo, José Olmedo. El doctor argumentó que se soluciona el problema y se cura «la mayor parte de las veces sin radioterapia ni quimioterapia, solo con una endoscopia y una cirugía menor mínimamente invasiva». La endoscopia tiene el doble valor de encontrar cánceres en estadios precoces si no también detectar pólipos, «porque la secuencia pólipo-cáncer ya está demostrada», se previene que no se desarrolle un cáncer en años posteriores.
De cara a aumentar ese porcentaje de participantes en el cribado, Olmedo señaló que es clave sensibilizar a los ciudadanos de que «este programa es muy útil, es público» y que se debe estar sensibilizado en los diagnósticos precoces del cáncer de mama. «Hace falta hacer campañas para el cáncer de colon cuyo cribado y diagnóstico es eficaz», recordó Olmedo. Hay que tener en cuenta que hace falta un tiempo a perder el miedo a este tipo de programas. El cribado de mama que tiene 25 años tardó más de una década en superar el 60 por ciento de participación. Hace falta tiempo para comprender que el cribado es «útil para la salud», dijo Olmedo, quien recordó que «la sangre oculta en heces es un método higiénico y fácil de hacer para aumentar la supervivencia». 

21.000 euros para mejorar la reanimación

El Hospital General Universitario de Ciudad Real ha mejorado la zona de endoscopias con el desarrollo de una sala de reanimación para que los pacientes se recuperen de la anestesia. Las obras han costado 21.000 euros y han hecho que la zona de Digestivo, que hasta ahora tenía una pequeña sala en la que sólo cabían dos camillas. En la nueva hay espacio para ocho y se han construido también dos baños adaptados con espacio para que los pacientes puedan utilizarlos también como vestuarios. La sala está ubicada en la zona de pruebas especiales. Además de los pacientes de Digestivo, la utilizan también los de otras pruebas diagnósticas que requieren sedación y un despertar bajo la vigilancia de personal de Enfermería especialista en este cometido, como las de Radiología Vascular o algunos tratamientos de Dermatología. «La sala de reanimación es para mejorar la calidad y los medios de la gente», ya que permite que «se despierten respetando, la intimidad, el pudor», argumentó el jefe de Digestivo.