Un bando advierte del peligro de pozos

Manuela Lillo
-
Un bando advierte del peligro de pozos

Es el primero que firma la actual mandataria, Pilar Zamora, sobre esta materia y alerta del «consiguiente peligro» que suponen por la posible caída de personas en su interior

El Ayuntamiento de Ciudad Real ha emitido un bando municipal para advertir del peligro que suponen los pozos que se están detectando y para recordar a los propietarios la obligación que tiene de adoptar las pertinentes medidas de seguridad para evitar accidentes. En esta materia, el Consistorio tiene muy presente la tragedia del niño Julen ocurrida a mediados de enero en la provincia de Málaga, de manera que si ya venía interviniendo en esta materia en los últimos años, ha intensificado su labor en los últimos meses.
Fruto de ello es este bando municipal, el primero relativo a los pozos que firma la actual alcaldesa, Pilar Zamora, y en el que se pone en conocimiento público que «se están localizando numerosos pozos en fincas sin vallar, a ras del suelo, sin brocal, sin tapar y en muchas ocasiones rodeados de maleza con el consiguiente peligro de que se puedan producir caídas de personas en su interior».
De hecho, hasta el pasado 4 de marzo, la Concejalía de Urbanismo había vallado y sellado 58 pozos en el término municipal de la capital desde el año 2007 y siete de ellos correspondían a los primeros meses de este año. Ante esta proliferación, el Ayuntamiento informa en su bando que «los propietarios de terrenos, construcciones y edificios tienen el deber de mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro, realizando trabajos y obras precisos para conservarlos o rehabilitarlos».
Por ello detalla que, sin perjuicio de las actuaciones municipales que se puedan realizar al respecto, «se recuerda a los propietarios de las fincas en las que puedan existir pozos su obligación de adoptar medidas de seguridad que eviten cualquier tipo de accidente». Precisamente por este motivo, el área de Urbanismo ya ha dictaminado el vallado y sellado de casi 60 pozos y el concejal de Urbanismo, Alberto Lillo, se refirió a la firma de decretos que llevó a cabo en las últimas semanas a través de los cuales notificó a los propietarios la necesidad de vallar primero la zona y después sellarlo para evitar algún riesgo. Así, destacó que lo importante es garantizar la seguridad de las personas y en especial de los niños.
Los pozos que ya han sido sellado se encuentran ubicados en distintos puntos del término municipal, como es el caso de La Poblachuela, Las Casas, la zona correspondiente a las inmediaciones de la calle Rusia o tras las vías del ave, por la zona de Camino de Moledores o Playa Park. En muchos casos se corresponde con pozos de antiguas norias que actualmente están en desuso o también con pozos que se ubican en unidades de ejecución que se han quedado sin desarrollar después de que el boom de la construcción se viniera abajo.