Los internos de Alcázar festejan La Merced

La Tribuna
-

La subdirectora de la prisión, Inmaculada Pérez, destacó que en este día «se intenta dar visibilidad a la labor que realizan los trabajadores y funcionarios»

Los internos de Alcázar festejan La Merced

Los funcionarios de prisiones del centro penitenciario de la localidad ciudadrealeña de Alcázar de San Juan celebraron ayer el Día de la Merced con múltiples actividades para sus internos. La alcaldesa, Rosa Melchor, visitó el centro, cuya subdirectora, Inmaculada Pérez, destacó que en este día «se intenta dar visibilidad a la labor que realizan los trabajadores y funcionarios de la prisión», explicando que se realizan actividades para los internos «fuera de su propio tratamiento».
El centro cuenta con 80 internos y 60 funcionarios, «la mayoría de ellos por delitos relacionados con los abusos sexuales a menores y violencia de género».
Tradicionalmente se organizan actividades deportivas y lúdicas durante todo el mes de septiembre y ayer se entregaron los premios a aquellos internos que ganaron los distintos torneos. Además, todas las ONG que colaboran desde Alcázar de San Juan con el centro durante todo el año también se encargan de exponer sus trabajos y de organizar actividades.
Tal y como indicó Pérez, este año se entrega la Medalla de Bronce al Mérito Social penitenciario a la psicóloga de la Fundación Atenea, que lleva 20 años en la prisión alcazareña. También explicó que el centro penitenciario de Alcázar está incluido en un programa marco que trabaja con internos mayores de 65 años, «evitando el deterioro cognitivo».
Por su parte, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, destacó que «este centro siempre ha tenido integración con Alcázar». «Más allá de esta celebración, el resto del año tenemos colaboraciones», dijo. «Hay muchos reclusos de la cárcel de Alcázar que todos los días prestan servicio en la localidad para tareas relacionadas con mantenimiento de infraestructuras municipales», añadió.
«Además, no solamente es una cárcel con reclusos con una gran edad, sino que muchos de ellos están en las puertas del tercer grado, están a punto de reinsertarse en la sociedad», concluyó la primera edil alcazareña.